Cargando...

lunes

mediocuento

Les_mondes_en_sourdines_by_StilzielLas turbulencias presagiaban lo peor, aún después de tanto tiempo no había conseguido adivinar el origen de aquel extraño fenómeno. Alphae, reina de Vestigium gobernaba su templada tierra en la más completa de las soledades. A pesar de la privación de súbditos con la que transcurría su existencia, su majestad distaba mucho de verse mermada: Alphae reinaba pomposamente sobre las delicadas flores, sobre las briznas hierba y sobre los escasos pájaros que sobrevolaban sus dominios, que consistían, básicamente, en el pequeño montículo sobre el que se asentaba su trono dorado y el diminuto campo florido que lo rodeaba. Aunque sus días se sucedían en una plácida ignorancia del mundo exterior, en ocasiones Alphae se sentía ligeramente afligida por una sensación que nosotros llamaremos, a fin de sintetizar, claustrofobia. Miraba al cielo, atónita, sin comprender qué demonios era aquella bóveda cristalina que cubría su reino de confín a confín. Pero a pesar de vivir en aquella cárcel esférica, experimentaba tan sólo de forma inconsciente su encierro; no deseaba escapar pues no tenía una constancia efectiva de que existiera algo más allá de Vestigium. Sin embargo había algo que la desconcertaba mucho más: los terremotos. No obedecían a ciclo temporal alguno, presentándose siempre de improviso y sin razón aparente. Resultaban tan virulentos, tan portentosos que Alphae se veía obligada a agarrarse con todas sus fuerzas al trono para no caer al cielo, pues la tierra llegaba a dar una vuelta completa en torno a su eje.

Y entonces sucedía lo más sorprendente, cuando iban cesando las sacudidas y todo regresaba poco a poco a la normalidad, en aquel reino sumido en una eterna primavera, indefectiblemente, comenzaba a nevar.

Al hilo de la iniciativa de "El cuentacuentos"
Imagen: Stilziel

Creative Commons License
Pd.En breve seguiré con el "sueño de ann", aún no he tenido tiempo de continuarlo (que nadie se corte las venas ni nada de eso, eh? :P) . Gracias y besos, de esos.

18 Se mojaron.

___________________ dijo...

Muy bonito como siempre, con un tono melancólico ( y ese afind e sintetizar buenísimo) pero debo de estar muy espeso porque sin la foto de acompañamiento no lo hubiera entendido :D


Un abrazo,

Pedro.

Munlight_Doll dijo...

Un cuento muy tierno, narrado y descrito de manera deliciosa. Alphae es, sencillamente, adorable, y es imposible no enamorarse de ella.

Sin embargo, me temo que es muy difícil entender el texto sin la imagen. Puede funcionar muy bien como una composición de texto-imagen o, si quieres que el texto funcione independientemente, sugeriría una mayor descripción de la bola, o una secuencia en la que alguien agita la bola y/o juega con ella.

Pero no por este detalle me ha gustado menos :D

¡Felicidades y besos!
Mun

cloe_ dijo...

Puedes estar tranquila que no me voy a cortar las venas pero no te duermas ¿Eh?
Respecto al cuento sinceramente creo que lo habría entendido sin la foto también aunque habría sido en una segunda lectura, y la foto además de ser preciosa me la ha evitado :P No te enfades, es que ando mueta de sueño, pero es muy bonito.

Besos,y ya sabes.

мαяια dijo...

Yo... (y perdóname si lo interpreto terriblemente mal) lo veo como una metáfora, cuando menos de mí misma...
Es decir, ninguno dominamos ni gobernamos el mundo, pero sí "un determinado micromundo" que para cada uno puede ser una cosa totalmente diferente.
Por ejemplo: pongamos que yo soy la reina, ama y señora de mi blog, pero viene un hacker y me lo manda a tomar viento... sería algo así como un terremoto en el reino de Alphae, ¿no?
Ya sé que el ejemplo con lo que te lo comparo es una mierdecilla, pero bueno... no ando más lúcida hoy, lo siento... ;P

Sea como fuere, me ha dado qué pensar mucho y... admiro profundamente todo lo que eres capaz de decir en tan pocas líneas (ojalá yo supiera...)

Muchos besotes pesiosa!

Carlos dijo...

¿Qué manos sontendrán el mundo? ¿Por qué no lo agita? Tal vez le resulte a aburrido, tal vez le dejamos sin nieve, tal vez nos colgó de un tiovivo, tal vez un día despierte, despertemos a Ann y vuelva a nevar.
Bellísimo movimiento de palabras.
Un abrazo!

Anónimo dijo...

De acuerdo con el comentario anterior pco más me queda por decirte. Deseo pensar que más allá de lo aparente el mediocuento es una metáfora de algo mayor, aunque para mi lo es y con eso basta (y no tengo más que decir respecto a este asunto xD)

Un gran beso, dulce niña aunque a veces arañes yo te quiero
J.
tad

Jara dijo...

Sin la imagen se podría transformar en otra historia personal, de esa gente que vive encerrada en si misma porque le da miedo el resto, que no son capaces de dar un paso por temor a lo que suceda después.
Y los terremotos se convierte en su cabeza, en sus pensamientos, en todo aquello que hace que te sientas así. Aparecen y desaparecen y lo complican aún más todo.

No sé si me explico. De ambas formas (q para mi acaba siendo una) Felicidades.

1besito guapa

V dijo...

He saboreado y disfrutado su breve cuento como si fuera si fuera algo mucho mas extenso.
Cuídese, miss Storm, y siga deleitándonos cada semana.


V

Klover dijo...

Una delicia, sin o con metáfora...que yo creo que no es lo que buscabas ^^ pero como creencia...me puedo equivocar :P

¡Un besote y felizzz puente!

Hellraiser dijo...

Bonito cuento con tu toque característico y personal.
Es cierto que la imagen ayuda a comprender el texto, pero es algo que no puedo saber si lo hubiera comprendido de igual modo sin ella. Ahora no hay vuelta atrás y seguro que si intento releerlo no podría quitarme la imagen de la cabeza, aunque tapara ésta.
Aún así, muy bueno.
Un beso nena!

Niobe dijo...

Ternura, tranquilidad, melancolía... Cualquiera de estas palabras podría describir tu relato, pero creo que me voy a quedar con otra. Suavidad... Eso me ha inspirado...

Besines de todos los sabores y abrazos de todos los colores.

Marisela dijo...

Sólo te puedo decir que te ha salido precioso, elegante, original. Hasta ahora lo más bonito que he leído hoy.
Un saludo.

Teiwaz dijo...

Un cuento maravilloso, uno de esos cortos para dejar boquiabierto a un niño...uno de esos que invitan a cerrar los ojos y soñar. Precioso giro argumental...me ha gustado mucho y me ha hecho sonreir, y no es eso un cuento?

Anónimo dijo...

Yol no me equivoco cuando digo que eres buena, pero podrías ser mejor.
Mucho mejor.
Y lo peor es que lo sabes.
Lo sabes.


Un beso cósmico.

L

EGO dijo...

MmmuaK!

P.D. http://www.myspace.com/unagriobeso

Aracne dijo...

¿Quién nos dice que nuestro mundo no es más que una bola de cristal? Y no sólo nuestro mundo, sino también Nuestro Universo.
O...Átomos chiquititos compuestos de átomos aún más chicos, siguiendo la secuencia hasta el infinito... Y no somos más que un conjunto de átomos en un copo de nieve de una bola de cristal. Sería interesante.
Pero yo también quiero ser Reina, como Alphae, y esa sensación que da el cristal, esa prisión, ese ser sepultada en vida... No me convence.
Apuesto a que Alphae quiere volar y ser libre más allá de las barreras del tiempo y e espacio.

He vuelto, Tormenta, y como cuando me fuí te habías ido, me ha alegrado mucho que tú también volvieras =)

Mordiscos múltiples!

Aracne dijo...

Oh, he vuelto, pero no te he dicho en donde xD

http://aracne.myrequiem.net

¡Mordiscos!

Juanjo dijo...

No sé cómo me ha pasado desapercibido este cuento, pero me parece una alegoría muy bonita de la soledad, esa cúpula de cristal imperfecta, que, de vez en cuando, y sin saber por qué, se rompe, y nieva, o llueve, o deja pasar rayos de sol a veces.

Me ha gustado mucho el relato.

Besos.