Cargando...

domingo

el sueño de ann

“El niño debe ser protegido contra toda forma de abandono, crueldad y explotación…” Los aplausos sacaron a Ann de su letargo. Echó una somnolienta mirada a su alrededor para ubicarse. La gente se había puesto en pie y aplaudía con ganas al vehemente orador. Lo observó durante un rato mientras éste miraba sonriente al público; después, contó en silencio hasta diez, cogió el abrigo y el bolso y salió de la atestada sala, intentando, más que nada por la fuerza de la costumbre, pasar desapercibida.

Mientras se dirigía a la salida el eco de sus tacones resonaba por los pasillos del edificio, sin embargo no le dio demasiada importancia; seguía siendo invisible para él, en eso nada había cambiado. Ya en la calle un coche oscuro con los cristales tintados se acercó lentamente a ella, la puerta trasera se abrió de golpe. Ann se introdujo en él sin más.

Durante unos minutos no dijo nada, miraba por la ventanilla con aire ausente intentando retrasar su informe lo máximo posible.

-¿Cómo ha ido? ¿Has visto algo?

El conductor le echó un rápido vistazo por el espejo retrovisor y esperó pacientemente una respuesta.

-Nada, cero -contestó Ann tras unos instantes-. No va a ser hoy.

-¿Entonces dejamos la vigilancia? ¿Estás segura?

-Sí, lo estoy.

Continuó mirando a través del cristal pero conocía de sobra el gesto contrariado que asomaba en el rostro de su compañero, que más por respeto que por falta de ganas, se limitó a cerrar la boca. Decidió ignorarlo, sabía perfectamente que muchos miembros del Consejo empezaban a preguntarse por qué se estaba alargando tanto aquel asunto, sobre todo cuando ella era sin duda el agente más eficiente que habían tenido durante siglos, tal vez más de lo que alcanzaba la memoria colectiva de los ancianos. Pero desde que los sueños comenzaron Ann comprendió que aquellas visiones eran diferentes, y tras un intenso combate moral en el que puso en juego todos los intereses que ella consideraba afectados, la balanza se inclinó finalmente del suyo y supo que debía actuar aprovechando los medios que el Consejo había puesto a su alcance; por una vez el altruismo debería esperar.

El coche la dejó en la puerta de su casa. Dudó unos instantes antes de entrar observando la fachada; Ann hubiera preferido algo más privado pero sus preceptores deseaban que estuviese vigilada; las visiones podían llegar en cualquier momento, y algunas eran tan violentas, tan devastadoras, que podía perder la consciencia durante horas, incluso días. Le habían asignado un par de compañeras que por turnos estaban atentas a cualquier cambio que se produjese. En ocasiones como aquella resultaba muy molesto no tener intimidad, pero lo cierto era que Ann se sentía más segura teniéndolas cerca.

Cruzó unas cuantas frases amables con Vera, una muchacha inteligente y discreta que disimulaba bastante mal la admiración que sentía por ella. Le comentó que deseaba estar a solas un rato, para descansar, que no se preocupara. Vera asintió con una dulce sonrisa y prosiguió leyendo su libro. Fue directamente a su despacho. Allí, dentro de los grandes archivadores de color negro que rodeaban la habitación se encontraban consignados todos los casos en los que había colaborado desde que apenas tenía ocho años, edad en la que se había convertido en la psíquica con más potencial registrada en los anales del Consejo.

Al principio fue como un juego, una excusa para dar forma a todas sus visiones sin que nadie la menospreciara por ello. La escuchaban y creían en ella, hacían que se sintiera especial y convencieron finalmente a sus padres para que le retiraran la fuerte medicación que tomaba para controlar, según los médicos, los súbitos ataques de epilepsia. Le costó mucho trabajo aprender a controlar sus visiones pero ellos la habían ayudado, y por encima de todo, habían hecho que comprendiera que aquel don podía ser útil, que con él podía ayudar a mucha gente, incluso salvar sus vidas. Ann, aquel ser frágil e insignificante, dedicaría su existencia a salvar la de los demás; después de una infancia llena de rechazo e incomprensión, se había agarrado a aquella idea como a un clavo ardiendo: el Consejo le había dado un sentido a su vida, una meta por la que seguir adelante.

Cuando se sentía insegura o flaqueaba, pasaba horas en su despacho observando aquellos archivadores, intentando imaginar la cantidad de vidas en las que había influido, aquello que había contribuido a crear. De alguna manera esperaba que aquellos muebles llenos de expedientes le dijeran que el mundo era un sitio un poco mejor porque existía gente como ella.

Pero este caso había resultado diferente, por primera vez durante aquellos largos años, era algo personal. Abrió la carpeta que tenía sobre el escritorio, buscó la foto del hombre entre aquellas hojas que contenían un completo dossier sobre su vida y actividades, la aferró y se aproximó a la ventana. La política del Consejo durante siglos había sido, por decirlo de algún modo, modesta en cuanto a sus expectativas. Nunca pretendieron salvar el mundo, los escasos medios con los que contaban en cada momento de la historia les obligaron priorizar. La cosa no había cambiado mucho en la actualidad; libby_3_by_lloydhughespor ello, intentaban centrar su trabajo en aquellas personas cuyas visiones revelaran que su supervivencia era básica para el bien común; dicho de otra manera, personas cuyo destino marcara la diferencia, intentando de ese modo ampliar el radio de acción de su obra. Ann se obligó a ser astuta; había presentado su propuesta en la última junta realizando un sucinto resumen de sus visiones, y omitiendo, por supuesto, los detalles más importantes. En los días posteriores ninguno de los miembros del Consejo manifestó visiones al respecto. Aún así la propuesta fue aprobada, la mayoría de ellos confiaba más en precognición de Ann que en la suya propia, si ella decía que la vida de aquel hombre era importante, simplemente, lo era.

Y realmente lo era, sobre todo para Ann.

(continuará... o no :P)

Al hilo de la iniciativa de "El cuentacuentos"

Imagen: lloydhughes

20 Se mojaron.

Hellraiser dijo...

Una historia oscura y tierna a la par. Como estar sentado en un ventanal, con el calor del fuego a tierra y viendo la furiosa tormenta desatando su furia contra los cristales.
Muy bello relato y sin erratas (al menos no he visto ninguna, debe ser que aun estoy somnoliento...).
Y espero que hagas un continuará porque esto puede desencadenar una emocionante y siniestra historia de amor (o desamor, como quieras. ), ¿no?

Besos!

Anónimo dijo...

Joder con tus sueños nena! Podría ser el guión de una buena película, o tal vez el comienzo de una historia más larga, un libro quizás, no?
Quiero leer la segunda parte, es decir: ponte las pilas.




Besetes-etes-tes-es-ssssssss-zzzzz

.Clóe.

niobiña dijo...

Hace falta decir que quiero más?? No? Pues... Quiero más!! Quiero más!! Quiero más!!

Me ha gustado mucho... Y si para ella es importante, pues es importante para el mundo, no?? jejeje...

Besines de todos los sabores y abrazos de todos los colores.

P.S. Tenemos ese proyecto a medias aún pendiente, eh?? ;p

___________________ dijo...

Voy a empezar por el final...¿Como que o no? :P

Un cuento muy bien narrado (claro menuda novedad) pero aunque tiene cierto tinte oscuro se me antoja distinto, más melancólico, pero al mismo esperanzador. Transmite cierto afán de superación de la protagonista....¡Con sueños así no hace falta musa!

Un abrazo,

Pedro.

javi... dijo...

Me ha gustado mucho, así que más vale que continúe...
Sólo un pero (y un pero muy tonto): creo que cuando has utilizado "desbastadoras" querías escribir "devastadoras", aunque eso sólo lo sabes tú ;)

un besote

Tormenta dijo...

Pedro: :) la musa hace falta siempre, y la mía se hace tanto de rogar que últimamente sólo se me aparece en sueños… aunque te aseguro que éste ha sido uno de los más normalitos que he tenido últimamente...
Y lo cierto es que no sé si continuaré, siento que quizás le falta algo de chicha a esta primera parte para que me siga interesando continuarla.
un besito encanto.

Javi: :P gracias, solucionado, tenías toda la razón... y para descargarme de ésta vergüenza que me abruma sólo puedo decir que el corrector de word a veces es más un incordio que una ayuda, a mí, personalmente me lía mucho ^^...
últimamente se te ve bastante por aquí (digo en comparación con lo que sueles prodigarte...) tomaré ejemplo ;)
un beso, echo de menos leerte.

Anónimo dijo...

Pues estaría bien que continuara, más que nada por saber quien es ese hombre y porque es tan importante.
La protagonista engancha y la historia que esconde también. Quien sabe quizás exista otro sueño que te haga seguir con ello.

Ya nos dirás, sino nos quedaremos con las ganas. Creo.

besines
Jara

Miki (El Niño Rockero) dijo...

A mí personalmente me gustaría que la continuaras. Me ha gustado mucho, no sólo por cómo escribes sino también por el tema en cuestión. Me atraen estos temas oscuros jejeje.

Así que si te apetece, ¿nos contarías el resto del sueño?

Un abrazo!

мαяια dijo...

Me he quedado con ganas de más... el tema de la historia pinta muy bien y de ahí podrías sacar mucho, dado cómo se te da de bien hacerlo... ;)
Aún así, y sin tener muy claro el qué, yo creo que a la historia le falta algo (tal vez sea esa posible continuación... ) :P

Acerca de lo que dices en el foro... yo sí que veo bastantes erratas, ausencia de acentos y sujetos que no concuerdan en género y/o número con el predicado o con el verbo. Tal vez sea porque al leer en voz alta, estas cosas se notan más.
Con lo bien que escribes, es una pena que haya errores tontos.

En fin, que yo pido que haya continuación! Besotes y aplausos guapa!

Carlos dijo...

No, no va a ser hoy, afortunadamente habrá mas capítulos.
Es la primera reflexión que hago tras perderme,pero sin perderme en ella,en una narración que parece al mismo tiempo banda sonora de la historia.El sonido sin voz de la descripción del escenario lo prepara para lo que ha de llegar,que no será hoy.Un placer leerte.
Un abrazo!

Tormenta dijo...

le he echado un vistazo y he corregido algunas cosillas, he cambiado un pero por un sin embargo, he quitado una coma, puesto una mayúscula... pero sinceramente, me rindo!es la segunda vez que lo leo y no veo nada más (además que cada vez que lo hago me gusta menos :P).
Mun, si pasas por aquí, por favor, a ver si puedes pasarme el corrector ortográfico con el que "torturas" de vez en cuando a Pedro ^^ y así me echas una mano, porque se ve que estoy fatal :)

Juanjo dijo...

Yo quiero que continúes. Me he quedado con las ganas de más. La historia que has comenzado tiene unas posibilidades tremendas, y tú tienes una capacidad de crear ambientes que es muy difícil encontrar.
En este relato, has dejado intriga, ganas de más.
No tengas miedo de soltar todo lo que tengas dentro. No te exijas tanto.

Besos, preciosa.

...Hijo del Quijote dijo...

Este lugar es intensamente bello-bellísimo........ ¿como sería si una cuarta parte de esta tierra la plasmáramos en la realidad!!!!???...... No me lo perdería por nada....

Afectos.

HdQ

Munlight_Doll dijo...

Hey ;) Veo que has experimentado con algo nuevo ;) Y me gusta :) Es una historia que se plantea con una temática muy original, y que desborda imaginación por los cuatro costados. Además, me encanta Ann ;) Es misteriosa y muestra en esta parte un deseo de superación que me recuerda a ti :)

Besotes, dulce vampiresa,
Mun

Klover dijo...

Buenas noches Tormenta:

desde luego te has salido de la temática que sueles usar, y te ha salido francamente bien. Espero que lo continues. Un besaxo enorme...y perdona la brevedad del comentario...el sueño aprieta.

¡Un abrazo!

V dijo...

Escribes muy bien, autenticamente bien. Eres de lo mejor que hay por la red, desde luego que es un punto de vista pero leo mucho, a diario, y sin excepción sorprende siempre tu calidad.
Le mando un fuerte beso dama oscura.

denise makedonski dijo...

Un amigo me recomendó tu blog..Y me ha gustado bastante..Yo también tengo un blog de cuentos de suspenso, sin muchas pretenciones, pero que llena mis imaginerías..Voy a seguir leyendo tus cuentos..Yo te recomendaría que lo sigas, ya enganchaste al público, aúnque sé que no debe ser forzado sino nacerte de dentro..Un beso mi amiga..Chauu!!Denise

Indi dijo...

Hola guapis, te paso el enlace de la web misteriosa: http://www.vivirsinfumar.com/

Tienes razón, con mi habilidad manual creo que tendría que dejar de fumar por vergüenza (ajena y propia)jajaja.

Ah, por cierto...debería ser "o sí" vaya, que continues el relato porque merece mucho la pena ;))))

Besossssssss

Princesa Dariak dijo...

Ya en la antiguedad le daban mas importancia a los sueños y las visiones que a la realidad. Niños acorralados por sus padres, salvados furtivamente, que luego matan a sus progenitores...
pitonisas reveladoras de epifanias, coronadoras de reyes.
Tu relato sorprende, y deja un final libre...

abrazos de luz.

Teiwaz dijo...

Buen principio para un libro...no creo que deba quedarse solo en un relato corto, la verdad la historia engancha y tiene potencial de atraer al lector... es como que te sumerjan en medio de una historia..justo en el centro casi sin capacidad de ver atras o hacia adelante.Me gusta, I want more...