Cargando...

lunes

(skulls always keep a smile)

-¿Qué haces?

-Ver porno. ¿Y tú?

-Pensaba en ti…

-Pues deja ya de perder el tiempo ¿me oyes? No vuelvas a llamar.

Dead_Girl_by_frecklefaced29

No fue una conversación demasiado larga, duró justo lo que tenía que durar. Después de un rato, cuando la aguda e intermitente señal se volvió desagradable, la chica notó que aún tenía el auricular en la mano, y como es lógico, colgó. Excepto por ese pequeño detalle su reacción fue bastante sorprendente: se tumbó en el sofá, chupó indiferente una vez más su cigarro y, de pronto, contra todo pronóstico, comenzó a reír a pleno pulmón. Sus carcajadas llenaron la casa como un perfume, de alguna manera liberándola del aire asfixiante y opresivo que durante los últimos meses la había invadido sin compasión; y aunque en la calle el día tenía el tono plomizo de la ceniza, las habitaciones se llenaron de una insólita y particular luz, como si los muebles, el suelo y las paredes hubieran recordado por fin su verdadero color.

La risa escapaba sin descanso de la boca de la muchacha pero ese hecho no debería llevar a engaño a nadie: ella sufría. Aún le pesaban en la garganta todas las palabras dichas y su cuerpo recordaba desesperado cada una de las caricias y sus correspondientes trayectorias. En su mente no se habían borrado ninguno de los sueños, los silencios y los momentos que compartieron, y aunque lo natural en estos casos es que el centro de mando del cerebro, acuciado por todos esos oscuros sentimientos que nacen de la pérdida de un amor, hubiera enviado la señal correcta a las neuronas, lo cierto es que por irónico o injusto que parezca, este no siempre hace del todo bien su trabajo -gracias a ello somos personas, no máquinas- y suceden estas cosas, absurdas, irracionales… pero que son un verdadero soplo de aire fresco dentro de esa tiránica pauta conductista de acción-reacción aprendida en la que casi siempre vivimos inmersos.

Confusa y aún riendo fue a darse una ducha para ver si se le pasaba; pensó que tal vez fuera más eficaz y menos peligroso que beberse un vaso de agua. Después de un par de minutos bajo el chorro las carcajadas cesaron pero la sonrisa continuaba pintada en su rostro. En su esfuerzo por comprender lo que le estaba sucediendo y aunque la idea le asustaba bastante -pues no sabía que podía encontrar detrás de aquello- intentó aclarar su mente.

-Bien -pensó- él me deja y yo me rio. Me rio a pesar de que le pierdo para siempre. Lo que me dijo carece ahora de significado, los sentimientos que le entregué ya no están en su corazón, y aún así, yo me sigo riendo… - Desconcertada se detuvo unos instantes, cerrando con fuerza los ojos bajo el agua. Me rio porque sigo aquí –continuó- porque aunque él se vaya yo no he muerto, porque mi corazón es fuerte y encuentra todavía un sentido para seguir latiendo. Me rio porque no tengo nada de lo que avergonzarme, porque a pesar de los errores fui auténtica, fui tenaz, fui única, valiente y osada… y me sigo riendo porque su falta de amor no empequeñece en absoluto todo lo que yo siento.

Salió entonces de la ducha, se desenredó el pelo, se vistió corriendo y, sin interrumpir el hilo de sus pensamientos, salió a la calle cerrando la puerta de un golpe.

Puedo reírme porque viviré con ello -se decía mientras bajaba a prisa las escaleras- Quiero reírme porque estoy intacta, porque sin problemas, sin desengaños, sin vacios y sin dolor la vida sería demasiado tediosa y monótona como para sentir siquiera una pizca de emoción, un vuelco en el corazón... y entonces no habría nada que aprender, ninguna forma para continuar creciendo, ningún sentido para seguir adelante… porque no quiero ignorar ni olvidar lo más importante…

-Mientras caminaba por la calle la gente con la que se cruzaba no podía evitar mirarla; la mayoría de ellos, sorprendidos, le devolvían aunque tan sólo fuera un pálido reflejo de aquella sonrisa deslumbrante.

-…que esto, como todo, como lo bueno, como lo malo, como los días y las horas, también pasará.

. . .

Al hilo de la iniciativa de "El cuentacuentos"

Dibujo: Frecklefaced29

26 Se mojaron.

Hellraiser dijo...

Aún puedo ver los charcos y oler la tierra húmeda que deja tu rastro al pasar. ;)
Me encanta cómo haces servir las palabras y las tejes de tal manera que acaba siendo una historia original.
Sí que es un poco paranoico el tecto, bastate surrealista; pero de bien seguro que alguien lo habrá experimentado igual o parecido.
Un fuerte abrazo Storm (me debes una quedada) :)

Hell.

Anónimo dijo...

Pues tía si te digo que me he sentido totalmente identificada hasta el punto que me has llevado a unos días de mi vida en lo que esto era así... y lo de que la gente te devolvía la sonrisa real!

son estas pequeñas cosas las que me asustan.

pero sólo te puedo decir que me ha encantado. Que un día escribí algo que tiene que ver con lo que ahí escribes y no se entendió, por que son esos instantes que la gente ve surrealistas pero que sólo se entiendes cuando los vives.

muchos besos chiquilla.
salgo de aquí un poco flipada que lo sepas.
muas.
Jara

Juanjo dijo...

Si se puede hablar de batallas, estas serían las únicas en las que de verdad ganan quienes las pierden.
Ella puede ir por la calle orgullosa, con la frente bien alta y una sonrisa en los labios, porque amó con una entrega total, sin pedir nada a cambio, y, por lo tanto, ahora solamente pierde desamor.
En cambio, el otro pierde mucho más; aunque probablemente no lo sepa.

Un beso, encanto.

El mundo de Yas dijo...

Tal y como dice Jara puede verse este relato como algo fuera de lo común.
Lo cierto es que pasa, a mi me ha pasado en otro sentido aunque este incluye el amor.

Me ha gustado mucho y me he sentido identificado por un momento recordando que cuando me levanto por las mañanas y salgo a la calle, me enchufo mi música, y miro a mi alrededor las caras serias y las prisas de las mañanas, los pitos frenetidos de los coches, y un mal humor concentrado en el ambiente que sinceramente me hace sentir y parecer el único que tiene ganas de sonreir y disfrutar de la mañana (aunque sea en el trabajo, que me rio aun más).

Besos burbujianos.
Andrés (mundoyas)

Anónimo dijo...

Jajajajaja! Me atrevo a suponer de donde has sacado esto...
Me ha gustado, como relato está bien, pero a la idea le falta bastante fuerza expresiva.

Ya hablaremos, si enciendes el movil claro..

Besos trasnochados, tan solo los que te debo.

(t.a.d)

Maya Takameru dijo...

Me gusta su filosofía de vida, todos deberíamos seguirla. El relato precioso, como siempre ^^

PD: la dirección a mi blog está mal puesta, es http://maya.kamuitis.net/ , tal y como la tienes puesta tú lleva sólo a uno de los post ^^U

Tormenta dijo...

t.a.d: sólo puedo decir dos cosas: 1.AMEN!
2. qué pesadito estás con el móvil tío... :P

Maya: solucionado :)

Besitos.

JT dijo...

Las reflexiones son preciosas, ciertas y llenas de vida, pero realmente haría falta un cortocircuito neurológico para llegar a ellas tan de golpe.

Yo tardé muchísimo más en llegar a ellas y reírme igual, qué envidia me da tu personaje.

niobiña dijo...

Jolines... Que cierto es que cuando te das cuenta de que todo sigue adelante no puedes dejar de sonreír... Aunque a veces tardes más de lo normal en darte cuenta...

Me ha gustado mucho, porque inspira vida, felicidad, que todo continúa...

Besines de todos los sabores y abrazos de todos los colores.

Luz de Luna dijo...

Calimera???. Me parece muy bueno lleno de matices positivos y a la vez muy sentimental y nostálgico.Yo me he sentido así algunas veces...

EL FINAL CHAPÓ.

Besitos.

___________________ dijo...

Es...¡Deslumbrante! Un cambio de registro completo. Casi puedo ver la luz que irradia la protagonista. En cuanto lo que cuenta, en especial sus pensamientos reflenjan muy bien la esperanza y las ganas de salir adelante.

Si alguna vez dije negro ahora digo arcoiris.

Un abrazo,

Pedro.

Carabiru dijo...

Pues a mí también me da envidia la protagonista, porque es una suerte comprender eso tan rápido.

Precioso, me ha llegado adentro, quizá porque una vez yo también reí, un poco desconcertada, mientras mi corazón todavía sangraba de dolor.

Genial relato, he podido ver con claridad como la luz salía de los muebles, las paredes y por supuesto de la chica..

Munlight_Doll dijo...

No sé cómo lo haces, pero cada vez que te leo me dejas inundada del placer de leer buena literatura :) Insisto en que eres única a la hora de transmitir emociones, de dejar al lector pensando, con ganas de releerte una y otra vez.

Este relato me ha encantado :) No sólo por su redacción y por todo lo que he dicho arriba, sino por la filosofía que transmite. Pienso que todas las personas que sufren una ruptura o un desengaño deberían leerlo y aprender de él ;)

Besos y aplausos,
Mun

ninive dijo...

Te leía y reconocía, como si fuera un ejercicio de memoria perdida, haber vivido esa pausa junto al inanimado sonido del teléfono. Esa pausa que parece una presa a punto reventar por la presión del agua, en este caso lágrimas que en su fuerza tornan al salir al exterior en risas arrasando a su paso todo vestigio de dependencia.
Escribes con ternura y al mismo tiempo con energía desgarradora una historia de un instante, de un intenso y profundo instante de cambio.
No sé si coincidirá lo que veo con lo que quisiste expresar pero sí que mantengo una coincidencia con tus otros relatos, que es un placer leerte.
Un abrazo!

wannea dijo...

pues tu prota le echa lo que hay que echarle a las cosas como esas, ojala pudiera parecerme un poco a ella... ains, y lo de la sonrisa es verdad, cuando vas por la calle sonriendo el que mas y el que menos te devuelve la sonrisa!!!! me encanta tu historia y voy a aplicarme el cuento desde ya! :D bessos!!

Anónimo dijo...

apa!
mu shulo :P
me voy al nono con una sonrisiiiita!!!!!!!! Ü
Eres una genia y una ourtodicdarta jijijiiijijiji ji XDD

_cloe_

El Peregryno dijo...

Me gusta la claridad del análisis de la situación, que por momentos además de ser frío, puede ser tierno como decía Ninive, cuyo comentario es el que más me identifica dentro de la habitual amalgama del arcoiris de sus lectores, Tormenta.

Scry dijo...

Me gusta.
Transmite un mensaje esperanzador y reconfortante: el tiempo todo lo cura.
Pero yo, cuando estoy en un pozo oscuro y sin fondo, no conguido sonreír. El mero hecho de pensar en ello, me parece un sueño inalcanzable (esto lo digo ahora, que tengo el dolor fresco, cuando olvide todo esto te diré que el dolor no fue tan horrible, ni la agonía tan insoportable). Eso sí, en cuanto pude sonreír, me pareció increíble el poder de la risa ejercía en mí.
ojalá nos tomásemos todo tan bien...
¡un besote de frambuesas!

Miki (El Niño Rockero) dijo...

Pues sí que te ha salido una cosa rara sí. Pero weno el mensaje lo dejas claro, no estoy de acuerdo con él... jeje pero weno. El relato en sí me ha gustado aunque no estoy acostumbrado a leerte estas paranoias jeje.

Un abrazo!

мαяια dijo...

Parecía imposible poder sacar un monólogo tan intimista y personal del diálogo de esta semana, y mira tú por dónde... tú lo has hecho! ;)
Me ha gustado mucho. Imagino que porque la actitud de la protagonista, debería ser la que tuviésemos tod@s cuando dejamos o nos dejan, ¿no? Parecer, parece fácil, pero no lo es tanto.
Sea como fuere, me parece un relato admirable de una filosofía de vida también admirable y envidiable.
Muchos besotes y más aplausos guapa!

synn dijo...

¡se me hizo tan cortito!

En el fondo yo soy de las que lo pasan fatal, y no encuentran motivos para sonreir... a no ser que algo me obsesione y me haga olvidar de golpe. Pero si estoy mal y todo lo demás es gris, yo me vuelvo gris.

Saludines.

Klover dijo...

Buenas Tormenta

Ya te leí hace un par de días sin poder comentar por falta de tiempo, y con una segunda lectura, confirmo lo que ya pensaba antes y es que, aparte de escribir maravillosamente, intentas tocar temas distintos cada vez, consiguiendo cuentos muy diferentes entre si y eso es siempre de agradecer. Hay gente con la que ya intuyes de antemano que es lo que leeras, acertando en muchos casos...pero contigo nunca pasa.

En cuanto a la trama del relato, contada de una forma pausada y vertiginosa a la vez -mira tú que paradoja ^^- y llena de sentimiento y de ganas por parte de la prota, la has sabido encauzar y usar a tu gusto y no veo ningún fallo (también es cierto que ando un poco cegata jajaja) Y es que el cerebro humano es un ejecutor, toma decisiones constantemente antes de que seamos conscientes de que las ha tomado, y la reacción de la chica se podría entender como una salida de último momento...inesperada...

Joder....pedazo parrafada...si ves que algo no tiene mucho sentido le echamos la culpa a que he dormido dos horitas, va? jejeje

Cuídate y hasta la próxima...

Popi dijo...

Me quedo con el tema, porque eso de que escribes muy bien y blablablaba pues eso, blablabla.
Siento pasar tan tarde blablabla. Me encanta lo de la acción reacción. Y tu comentario sobre mi relato también, aunque no estoy de acuerdo en que sea un final happy, ni efectista, simplemente porque hay mucha gente así y su vida, seguramente, no sea tan feliz. Espero volver a la monotonía de leer y escribir, pero tengo algo entre manos que me quitará mucho tiempo.
Un beso Tulcamina!!!!

Aaron dijo...

Tratando de saldar mínimamente la deuda que tenía con tus relatos, he aprovechado para recuperar la costumbre y leer varios de ellos. Y sigo opinando que, aunque cuentas historias buenas, muchas veces tristes o duras, son las palabras que eligen las que dejan huella en los que pasamos. Eres un ejemplo de saber hacer en el lienzo de papel, dejandote llevar hasta un final que sospecho no siempre imaginas...Escribes mucho, escribes bien. Te llevas bien con las palabras, y a eso se resume casi todo en esto de contar historias...

Perséfone dijo...

AL leer esto me ha dado un escalofrío. No te mentiré, pues me ha tocado profundo, tras el tiempo de adormecimiento han sido estas cosas las que yo he vivido, y sí. es cierto, cada palabra es cierta y a no sabes cuan feliz me siento por el sólo hecho de vivir y que mi corazón siga latiendo.

Besos!!

Teiwaz dijo...

A veces solo nos queda eso no? la risa... esa demostracion palpable que sigues vivo...y que aun puedes caminar por las sendas del destino..a la luz de la vela de una sonrisa