Cargando...

domingo

La dama en el espejo ( 1ª parte )

At_the_Fair_by_AuroraCodaUna enorme sonrisa asomó a sus labios en los que aún quedaban restos de algodón de azúcar. La tenue luz procedente de la calle se colaba por la ventana de la habitación. Envuelto entre las mantas de su descomunal cama, los ojos del pequeño Jack continuaban muy abiertos y brillaban en la oscuridad llenos de emoción. Su abuela, como cada noche, se había encargado de taparle hasta las orejas y de remeter bien el edredón bajo la cama. - Abu, que no me voy a escapar- decía risueño, y como única respuesta, ella le revolvía el cabello para acabar dándole un rápido beso en la frente; después se marchaba dejando la puerta entornada. A través de la rendija se filtraba un pequeño rayo de luz; normalmente, cuando esa luz se desvanecía Jack llevaba un buen rato dormido, pero aquella noche era diferente: tenía un secreto y era incapaz de sosegarse. Bajo las mantas, oculto en su mano, guardaba su tesoro.

Aquella tarde habían ido a la feria, su abuela, su hermana menor Hannah y él. Ya desde la colina podían observarse los fuegos artificiales que iluminaban el firmamento con decenas de colores, y la inmensa noria que daba vueltas a una velocidad vertiginosa. Por todas partes había vendedores de globos, tenderetes con manzanas de caramelo, palomitas y toda clase de chucherías, los niños iban cargados de peluches y juguetes. Hannah emocionada, pugnaba por desembarazarse de la mano de su abuela y correr hacia cualquier parte. La pequeña era traviesa y despistada, cosa que fastidiaba a Jack, pues le obligaba a estar la mayoría del tiempo pendiente, ejerciendo de hermano mayor, algo con lo que su abuela le atosigaba a menudo.

El sol se estaba poniendo, pero aquello carecía de importancia si estabas en la feria. Cuando llegaba la noche el mundo parecía transformarse misteriosamente. Como por encanto, todo el recorrido se llenaba de gente extravagante y curiosa que bailaba y tocaba extraños instrumentos, haciendo sonar una música disparatada que parecía no tener sentido ni ritmo alguno. De la nada aparecían saltimbanquis, malabaristas, acróbatas, equilibristas, prestidigitadores… cada uno haciendo gala de sus mejores artes. Y toda clase de animales: pequeños monos atados con correas iban saltando de la cabeza al hombro de quien los transportaba, enormes serpientes amarillentas reptaban por el plateado cuerpo de unas muchachas que no cesaban de reír, había ratones amaestrados y un circo de pulgas, un enorme gato tuerto de color azul paseaba en brazos de una hermosa mujer barbuda, un hombre muy grande cargaba con tres pequeños chiguaguas, uno de pie sobre su cabeza, y los otros dos haciendo lo propio sobre sus manos, un búho gris perla revoloteaba alrededor de una gitana que bailaba al son de su pandereta, había incluso un pequeño elefante que parecía sonreír con la trompa mirando hacía el cielo; en sus lomos iba montada una niña muy rubia, o tal vez era una mujer muy pequeñita, Jack no habría sabido decir.

Todos ellos se mezclaban entre la gente de modo que a cada paso que dabas te encontrabas con un nuevo espectáculo que admirar. Hannah reía extasiada y llamaba la atención de su abuela señalando en todas direcciones. Jack observaba todo atentamente con media sonrisa en la cara. En realidad se sentía entusiasmado, pero le costaba demostrarlo abiertamente. Desde que su madre había muerto, reír y pasarlo bien era como una traición a su recuerdo. Su padre les había abandonado cuando Hannah era apenas un bebé, poco después ella había enfermado. Fue una dolencia muy larga en la que su madre fue languideciendo y perdiendo las fuerzas paulatinamente, aún así cuidó celosamente de ellos hasta el final. Se había cumplido un año desde que sé fue, pero para él era como si tan sólo hubieran transcurrido unos pocos días.Masquerade_by_navate Llegó un momento en que casi no podía hablar con ellos, Jack tenía grabada a fuego aquella imagen en el corazón.

Tomaron la travesía principal siguiendo los pasos de Hannah, que tiraba insistentemente de la mano de su abuela, hacia una zona en la que un colosal tragafuegos despedía poderosas y anaranjadas llamaradas al aire. En aquel momento, con la colaboración de su ayudante, se estaba preparando para saltar a través de tres pequeños aros envueltos en llamas. La gente se fue arremolinado a su alrededor formado un círculo, expectante. Ellos tres se situaron detrás de los pebeteros que se habían instalado para prender las antorchas con mayor facilidad. Fue allí donde Jack la vio por primera vez. Su rostro, o mejor dicho la máscara que lo ocultaba, apareció entre las cabezas, detrás de la gente. Era una dama de pelo rojo, muy delicada. A Jack no le chocó en absoluto que fuera enmascarada, todos los comediantes iban disfrazados de una u otra manera, pero aquella mujer, al contrario que el resto, no iba vestida con vivos colores, sino de negro, la única nota de color la ponía su hermosa máscara; además, le miraba fijamente a los ojos.

(Continuará...)

Al hilo de la iniciativa de "El cuentacuentos"

Fotografía 1: AuroraCoda Fotografía 2: Navate

(Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.)

23 Se mojaron.

Anónimo dijo...

Me he quedado atrapado en tu feria y en los ojos de la mujer con una hermosa máscara. Una descripción maravillosa la de los feriantes.¿ Me recrearé en ella esperando la segunda parte de este hechizo.
PD.-Yo no soy tan friki como tú: mi Pies de barro es primera edición pero no sé si hay más ediciones. Por lo que dices intuyo que no. Y no es de bolsillo: tampoco sé si existe en ese formato.Pero aún no lo he empezado: tengo que acabar Brujerías y Rechicero primero. Me parto con TP. Gracias!!!
Fuerza y sonrisas para este lunes, Tulcamina. :)

a dijo...

Ais... me ha entrado una añoranza tonta con la abuela de tu relato (yo quiero una de esas...)

Espero seguir leyendo sobe tu señorita enmascarada pronto ;)

Besos

Roc dijo...

Joooo!! Que historia más bonita. Y lo peor es que hay que esperar una semana para ver como termina este precioso relato con dosis de misterio, pero sobre todo, es un relato muy tierno.
Muchos besos con sabor a mandarina.

___________________ dijo...

¿Apresurado? Como el circo querrás decir . No se puede escribir de una feria sin ser apresurado.(Un gato azul, ¡Dime donde es esa feria!)

Y el tesoro ¿Que es? Una maravilla del circo seguro.

Genial como siempre.

sara dijo...

arhhhgg!!! te he dicho alguna vez q me dan mucha rabia los continuará?????

Ala, ahora me enfado y no te digo nada hasta que me la lea enterita...

(jijijji... a ver si asi pulicas antes!!)

besitoss

Roadmaster dijo...

Eyyyy, primera parte leída :D Ahora que has preparado el escenario, quedo a la espera de conocer los hechos ;-) ¡Lo último que quiero encontrar es una descripción de la chica, ¿eh?! Jaja, venga, un besito. ¡Ánimo!

Ricardo dijo...

Extrañé leerte la semana pasada. Y, ahora, me hacés esto. Te pido un único favor: recordame por mail, cuando hayas subido la continuación. GRRRRRRRRRRRRRRRRRR
No sea cosa que me olvide.



Un cariño desde acá
P.D. Grande Tormenta, cambiaste el color de los comentarios. un beso

Cendra dijo...

no podré dejar esta feria hasta no averiguar quién es la misteriosa mujer...

Chris Stevens dijo...

Ferias misteriosas, mujeres vestidas de negro, la noche cae...me viene a la mente la portada del primer disco de Lacrimosa x)

Pues nada, q el misterio continúe..x)

Klover dijo...

y el secreto??? eso no vale!!! mmm....tendre que esperar una semana...
me ha gustado...me ha recordado sin querer (tanto circo y demas) a "Bigfish"...
acabo de conocer a la primera mujer barbuba guapa de la historia!!! XD jajajaja...un besote!!!

Juanjo dijo...

Impresionantes las descripciones. Resulta facil imaginar una feria de ese tipo, mezcla entre lo real y lo imaginario, lo pasado y lo futuro.
Y la aparición magistral, en el último instante, de la mujer enmascarada...
Espero la continuación.

Besos.

мαяια dijo...

Y te parecerá bonito, no??? ¡¡¡Odio las intrigas!!! Ahora mi cabecita loca va a 300 x hora imaginando´quién podrá ser esa mujer y cuál será ese "tesoro".
Pues nada, la semana que viene vuelvo y me lo cuentas...
¡Cómo si fuese yo a faltar a la cita alguna vez...! jejeje

P.D. Además... la frase te viene como anillo al dedo para continuar, ¿verdad? ;) jejeje

Muchos besos y todos los aplausos del mundo wapa!

ninive dijo...

Con decirte que apenas puedo concentrarme en escribirte por el bullucio, ruído, por todo el ambiente que tan bien describes de las ferias de antaño casi que lo digo todo. La trama puede seguir que iré detrás leyéndola, pero en este capítulo transmites lo que emana de una feria, aunque cada persona sea un mundo en ella, alegría, la vivacidad de Hanna en contraste con el pensamiento de él de repente interrumpido por aquella mujer. Calidade tormenta, mucha calidade! Aguardo el siguiente! Un abrazoo!

javi... dijo...

y dime... me equivoco o este relato lo escribiste hace algún tiempo?
me da esa sensación,no sé explicar bien por qué...
a pesar de ello, genial, como siempre... y perfectamente acompañado por imágenes...
uno de esos besos mensuales para ti!
pd: no pienso prometer comentar pronto,ya no me queda credibilidad

Jara dijo...

la feria, los fuegos artificiales, el algodón de azúcar, las máscaras. nos introduces en un mundo mágico y nos enganchas hasta la semana que viene? y ahora que hacemos? me veo quieta, sin moverme como una estatua en tu escenario hasta que vuelta a tomar vida.

espero la continuación.
por el momento me encantó. besines, muchos

Malena dijo...

Estupenda descripción del espíritu de la feria: luces, diversión y magia.
Creo que no podré dormir hasta que sepa cuál es el tesoro, quién es esa mujer misteriosa y qué pasa después.
Empezando la cuenta atrás para el día en que publiques la segunda parte... y contando...

PD: ¿¿Que si me gusta Alan Rickman?? ¡¡¡me chifla!!! (siempre quise usar esa expresión :P), y me alegra descubrir que no soy la única ;). Ya sabía yo que haríamos buenas migas :D.

Besitos guapa.

K dijo...

Bueno, primera parte leída y a la espera de la continuación de la historia de la feria. Estoy deseando saber quién es la muchacha :K!

Un beso!

El Peregryno dijo...

Dibujas un entorno mágico,sigo leyéndote curioso de esa algarabía y esos personajes que destacan entre la multitud.

Larisavel dijo...

Me encanta como describes ese universo de extraños personajes con mil dones. Me he quedado muy intrigada, y quiero ver la continuación!! Ademas el título me gusta mcuhisimo.
El lunes estoy aqui puntual.

Mil besitoss

javi... dijo...

es que no es de blogspot, es de wordpress...

cuatrogatos.wordpress.com

no nos hemos arrepentido, pero nos lo estamos tomando con calma... demasiada calma...

ya ves, dos comentarios en una semana... igual me estoy reformando...

Vade retro dijo...

La magia que regala una mujer enmascarada en medio de la noche...

Miki dijo...

Es curioso, no te imaginaba escribiendo sobre un circo jajaja. Sin embargo lo haces espléndidamente bien. Y las imágenes que pones en el relato son perfectas para él!!

Ahora toca el desenlace! Que ganaaaasssss.

Un abrazo!

Munlight_Doll dijo...

Y retomando la conversación que hemos tenido antes, debo apuntar que me gustan tus relatos porque dentro del realismo cotidiano sabes darme un aura de magia y fantasía difícil de conseguir :D
Un beso sin máscara,
Mun Light Doll