Cargando...

domingo

Carta de un pragmático a su amada.

“La historia que les voy a contar tiene un principio -como todas -, pero aún no tiene un final”. Es un buen comienzo, creo, para cualquier historia. Pero en esta ocasión no resultaría particularmente sincero con el lector, porque ésta -como todas- tiene su fin escrito en algún lugar. Pues cada fábula plasmada en papel ya ha sido soñada antes por alguien y hay un final esperando por cada una de ellas, latente, potencial, diferente en cada ocasión, pero en cualquier caso, un final.

Mejor comenzarla así entonces: “La historia que les voy a contar tiene un principio –como todas- y un final que todavía no ha sido escrito”.

Mientras escribo el de ésta atisbas por encima de mi hombro. Sabes lo mucho que me molesta que me espíen, pero no te importa, no puedes remediarlo. Es por esa clase de cosas por lo que te adoro, te disculpo y lo dejo pasar. Aunque más allá del simple placer de leerme tu curiosidad te delata. ¿Escribirá sobre mí? Te preguntas. Sonrío, porque casi puedo escuchar tus pensamientos. ¿Acaso, querida mía, podría escribir sobre otra cosa que no fueras tú?

No, pues no hay nada más. Por desgracia, en la soledad del papel en blanco tan sólo estamos mi deseo de esculpirte en palabras y yo. Buscando en la memoria y en la imaginación abro heridas que sangran a través de mis dedos. Tú, mi dulce Cassandra, la que todo lo sabe, deberías ser capaz de observar que eres la torpe musa que inspira cada una de mis páginas, en ese pasado que es el escenario donde confluyen nuestros sueños, y yo, el escritor que da el toque de gracia oportuno a los acontecimientos. Y no se trata, de ningún modo, del deseo insatisfecho de tenerte de nuevo entre mis brazos. Sabes que ahora mismo apagaría el cigarro y arrojaría la pluma para ir a tu encuentro a la cama, donde aguardarías con la mirada llena de unas preguntas cuyas respuestas –que ya conoces- podrían esperar un par de horas, el tiempo justo para que, agotado entre las sábanas, sea tuyo de nuevo y pueda contestarte con la verdad a todas ellas. Esa verdad.

Que soy un cobarde, que te amo, que en cada palabra que escribo labro un pasado que nunca tuvimos y un futuro que, ahora, es casi pasado. En el que tiraré piedras a tu ventana para despertarte a media noche y te besaré entre los árboles hasta convencerte de que escapes conmigo. En el que correré por el bosque de tu mano y contemplaré esa luna que apenas observo si no es por ti o por tu recuerdo. En el que te daré ese hijo que no deseo tener y escribiré esa novela de amor que nunca quise escribir. Y besaré cada uno de tus cabellos, tus cicatrices, todas tus curvas y recodos. Seré el príncipe de la princesa torpe, el caballero de brillante armadura, el lobo que aúlla, tu soldado. Tu Darcy. Incluso tu Heathcliff. Seré eso en cada página, pudiendo ser mucho más. Seré lo que nunca he sido, pudiendo ser mucho menos.

Pero entre las líneas sé que puedo serlo, lo que siempre soñaste. En las palabras que cuenten las historias que nunca vivimos podré hacer honor a los latidos de mi corazón, a tu pasión por la vida, al desbordante cauce por el cual quisiste arrastrarme y al que me resistí cada instante que pasé a tu lado. Y puedo hacer como si nunca hubiesen existido ni los taxis ni los ministerios, como si las luces de neón y el asfalto no hubiesen sido inventados. Y tú podrás extraviarte en los páramos, las gotas de lluvia se confundirán con las lágrimas que recorrerán tu rostro, que yo iré a buscarte y te traeré de vuelta a casa, y allí, te despojaré de tus ropas húmedas, avivaré el fuego para que entres en calor, y serás tan mía como la primera vez.

Absurda forma de compensar no saber amarte como merecías, regalarte a la persona que no seré, lo que nunca te di, como si sirviera de algo después de haber matado tus ilusiones. Pero nadie dijo que fuera fácil sentarse a la mesa de un ángel y fingir que se puede caminar entre las nubes, ni que la gravedad fuera una costumbre sencilla de olvidar. Por eso tan sólo me quedan palabras, historias que no son nada para aquel que nada sabe de nosotros, y me temo, que el final de esta historia es ofrecerte en palabras aquello que nunca te pude dar.

Mientras, lees cada una de ellas a medida que las escribo, aunque es tu recuerdo el que permanece aquí. Noto tu mano apoyada en mi hombro, como la deslizas hasta mi cuello y te acercas en un susurro de tela y cabello hasta mi rostro. De tu mano me acerco a la cama, donde seré tuyo de nuevo, donde tendré que contestarte con la verdad –esa verdad que tú ya conoces- a cada una de las preguntas que refleja tu mirada: que soy un cobarde, que te amo, que con cada palabra que dije envenené tu alma, por no ser, por no haber sido, lo que esperabas.

Secret_romance_by_Sylwiaaaaa

Al hilo de la iniciativa de "El cuentacuentos"
Imagen: Sylwiaa

Creative Commons License
*Dedicada al caballero prágmatico, que me amó, hace tiempo.

25 Se mojaron.

Chris Stevens dijo...

Estaba escuchando la canción "Closure" de Evergrey y me puse a leer esto...Me encanta poder quedarme sin palabras.

Anónimo dijo...

Sobrina: Es domigo por la noche. Acabo de leerte con tu pedido en la mente "ESPERO CRITICAS ENCARNIZADAS"
Lamento decirte que, para ello, deberás esperar hasta maña(los domingos por la noche, no suelo despedazar a nadie, y mucho menos a un ser querido).
Pero, mañana...

Entretanto, espero fotos.

Un beso azul

Tío Ricardo

javi... dijo...

Uhm... te falta un acento en una "e" de ésta... xDD

¡¡es que no se me ocurren más críticas!!

Me ha gustado mucho, sobre todo porque por un momento he sido el protagonista.

un besote.

Tormenta dijo...

chris: si te quedas sin palabras, que al menos sea por una buena razón :)

tito: a ver, te promento por mi honor, que he ido olvidadando inconscientemente lo del tema fotográfico. prometo ponerme las pilas en breve. respecto a las críticas, adelante: lo único que puedo esperar de ti es sinceridad... besos amorosos de tu sobri.

javi...: escurriendo el bulto... la culpa de ese par de acentos en concreto la tiene cierto amigo mío, que anoche, al leerse el relato en voz alta me los corrigió. Carlos, cariño, si lees esto, tira el esa "kk" de diccionario que tienes y no me lies más, que bastante tengo yo ya con la dislexia... estamos? :P

Sechat dijo...

Tu historia me ha emocionado, porque creo que el amor es para todos un poco como lo describes. Buscamos ser mejores, siendo conscientes que el intento siempre es en vano. Me ha gustado mucho.

Chris Stevens dijo...

El azar siempre ha sido mi mejor razón x)

Shadow Twilight dijo...

Estoy conmovido.
De amor sí, pero diferente a lo leído hasta el momento.
Deberíamos echar a correr a través de los páramos, olvidarnos de los paraguas, dejarnos llevar de vez en cuando al menos....
Pero nadie dijo que fuera fácil.


Un saludo.

Clandestina dijo...

Filigranas con palabras... me encantó leerte, volveré siempre por aquí :)

Josu Ansoleaga dijo...

muy bonito, de verdad.
creo que lo mas bonito que has escrito...me ha dejado sensible...y ha habido momentos k me he identificado con lo que se decia,( y no se porqe) tanto que me he estremecido.

aunque todavia creo que no sé lo que es el amor, quizá si lo ke es alguna de sus manifestaciones...pero...seguramente será así, como tu lo describes. No sé, me he qedadp sin palabras asi que mejor callar que decir chorradas !las criticas duras podran esperar!

hasta la proxima Tormenta
ciao!

Carlos dijo...

Aparece la ténue luz de la lámpara mecida por la brisa nocturna.Sobre la pared reflejada la silueta de quien escribe.El sonido del tiempo,discurre por cauce de tinta sobre la rabia que aprieta el puño conteniendo lo que deseó ser,lo que deseaba que fuera,mientras la invisible presencia de Cassandra lo llena todo,desde el comienzo hasta el final de una historia donde las palabras hablan de amor.
Una narración que resuena por toda la lectura,una imagen que es la música que la acompaña,un relato de gran fuerza,de gran belleza.
Un beso mágico cielo
*Y entono el mea culpa, pero conste que antes lo fue de la anfibología esa! xd

Jara dijo...

Me enacantan este tipo de historias tuyas, como las cuentas, como se meten por los ojos y se escurren por la sangre y llegan a la mente donde allí junto con el corazón se mezclan en otra historia que en cierta forma puedo hacer mía, aunque sería totalmente diferente, claro está.

No te puedo criticar, lo siento.

PD: LA imagen es preciosa.

1 besote guapa

Gitana dijo...

Dioses!!!! musas hermosa que nos incitan a crear, a escribir a cantar, mujeres hermosas que hay que amar toda la etternidad...

Cuanto amor tu le tiene a ella...

tad dijo...

Ir en contra de la naturaleza de la mujer a la que se ama es ir en contra de la propia. Hay que saber despegar los pies del suelo, y si en el peor de los casos no se consigue, saber aceptarlo con elegancia, como él hace.
Ah! el amor... ah! las musas... y esa cabeza tuya y tus cuentos.

Besos chiquitinaaa ¨^/
J.

Para ver, es necesario, primero querer ver y luego, los ojos. Por ese orden.

V dijo...

Estoy contra la pared. Tengo que arrojar mis armas y rendirme.
No poseeo otra opción tras leerte. Cualquier cosa que diga no podrá expresarlo.

Mejor callar y leer.


Un beso, Dama.

Scry dijo...

la foto acompaña, éso desde luego. y aunque generalmente no me gustan para nada las historias que no cuentan realmente historias son acciones, sino pensamientos, las que escribes tú me conmueven y me dejan sensible.
así que felicidades, y un besazo!

Anónimo dijo...

¡Bello!
Como tu corazón, como tú enterita.
Hala.. a soñar toca.

Gracias por estos momentines, mi niña :^)


_cloe_

La Nena dijo...

Críticas? ¿Cómo criticar la sensibilidad? desgraciadamente, la historia es tan cálida, que uno va directo al fondo, de tal manera, que hasta para la forma, me ha sido difícil buscar algo que no concordara con lo gramaticalmente aceptado...
Estás en la parte sensible de los escritos, los que particularmente más me gustan!!!
Felicidades, paso la semana entrante, a ver que nueva historia has preparado,
Un saludo, desde el otro lado del charco :)

Popi dijo...

Claro ejemplo de lo que un lápiz es capaz de crear. Ahora es el turno de las esponjas. En breve los resultados por el magnífico mundo de (punto)
Por tu culpa mi vaso de coca-cola tiene ceniza de tabaco. Le he dado un sorbo, por supuesto, pero con cuidado, y es que tiende a bajar. Por suerte no sé física y me invento el motivo: desciende porque tengo superpoderes. Ya te vale; luego uno se cree que(otro punto)
Abrazos a Carlos y al tío, que cuando me pillen me van a dar más de un sopapo.
Volveré(música que toque)
Besos (sonrisas)
Sonrisas( arcoíris(nocturno))

JuAntonio dijo...

Cuando hablas de críticas entiendo que no esperas q te corrija en la omisión o adición de tildes, por ejemplo.
En la forma hay poco q criticar, salvo q sea fallo mío, me pierdo al principio. ¿Habla desde el comienzo el personaje? no, ¿verdad? empieza con las segundas comillas, ¿no? en fin, tuve q releerme esa parte.
En cuanto al contenido sólo tienes q ver los comentarios. A todo el mundo le gusta las historias de amor, y aunq no lo creas, las historias con final no feliz por eso de q nos identificamos más, de ahí tmb q la mayoría de cantautores compongan letras de desamor más q de amor, en fin, otra observación absurda.

Dejando a un lado la crítica penosa q hice, quiero hacer un apunte arriesgado. Opino q esta historia está basada en una relación tuya. ¿me equivoco? Esto fue o es algo real. Tú eres ese escritor que dedica palabras y letras.. y él o ella es Cassandra, la torpe musa q te espía sabiendo q te molesta..



pd: digamos q yo tuve una historia parecida. hubo una torpe musa, una amante, alguien a la q no fui capaz o no supe amar de la forma q merecía.. hubo alguien.. hay alguien, siempre hay alguien a quien amar como no se merece..

Oski dijo...

¡Hola de nuevo!, tras meses desaparecido en combate regreso otra vez a tu casa.

Es un honor y un placer para mi, que cada vez que escribo te acuerdes de hacerme una visita, aunque a mi a veces se me vaya la cabeza y se me olvide pasar por aquí... Te pido disculpas por ello.

En cuanto a tu relato no tengo nada que objetar porque rebosa melancolía y amor no correspondido (muy en mi estilo :-)

Bueno voy cortando que me alargo mucho ya. Veo que no has perdido ni el arte ni las maneras. Me vuelvo a quitar el sombrero una vez más (creo que voy a regalarte uno ya jajajaja)

¡Un abrazo!

Oski

Amanda Pinkleton dijo...

Me ha encantado. Y me has ganado totalmente con esa referencia a Heathcliff... (:-p)
Es de los relatos de amor más auténticos y sinceros que he leído en bastante tiempo.

Un besino!

Munlight_Doll dijo...

Aunque me repita más que la carta de ajuste: Me ha encantado.

Leyendo el relato he sentido una voz profunda y viril, de voz-en-off de las pelis, leyendo con la entonación adecuada este texto.

Me ha gustado cómo te has metido en el papel del escritor que se ha esforzado por darle a su amada lo que quería, a pesar de tener una mentalidad más racional. Me ha encantado cómo embelleces los detalles (lo del susurro de tela y cabello me ha encantado :D) y toda la sensibilidad que destila...

Como crítica te diría que elaboraras una historia más original, ya esta es una "ya contada", sólo que "al estilo de Tormenta". Pero aquí no voy a juzgar eso. Esta historia ha sido fruto de la inspiración de una historia pasada, y has escrito lo que sentías. Y eso no se puede criticar :)

Yo, de mayor, quiero ser como tú.

Muchos besitos para mi dulce vampiresa,
Mun

El Peregryno dijo...

La imagen es fantástica y acompaña muy bien el texto, tu blog crea una atmósfera muy lograda que creo que a todos nos envuelve.
Respecto al tema de la historia que escribes ¡pobre hombre! aún bajo el yugo de tener que ser la ilusión de la amada, en vez de ser amado por quién es realmente, más allá de personajes.

Indi dijo...

Ves? no si al final será verdad que hay hilos invisibles. ;)
Gracias por los buenos deseos, los churros están buenísimos (al menos ese recuerdo me queda de ellos, snif).

Un besazo

Enheduanna dijo...

Que tétrico todo...aunque los dibujos me gustan. Son del aire de Victoria Frances (y sus dibujos me encantan).
Acabo de llegar así que necesitaré tiempo para leer todo y poder opinar sobre lo que escribes en plan decente.
De todas formas, tiene buena pinta (aunque cuesta bastante encontrar las cosas con esa plantilla tan oscura, te pasaré la factura de mi oculista ) jajaja.
Un saludo