Cargando...

lunes

Πανδώρα

“¿Por qué el mar es azul? -pensó mientras exhalaba una larga y densa bocanada de humo- Tal vez los pensamientos sean algo demasiado vulgar para hacer justicia al azul del mar. No –continuó- la mente quizás no sea suficiente para adivinar qué hay detrás de ese color… “

Pero sus pensamientos fueron desintegrándose, poco a poco, como una suave niebla en el viento.

El humo de su cigarrillo se mezcló con el aire que empujaba su cuerpo, haciéndola sentir casi parte de él. Lo observó fundiéndose en el abismo como si fuera el reflejo de su propia alma, ahora oscura y perdida. Dibujó en el vacío sobre el mar una sombra opaca, y al estudiarla con más atención, creyó ver en ella un atisbo blanquecino que tomaba la forma de uno de sus recuerdos, que escapaba, que huía de sí misma para no volver.

Entonces cerró la boca. Tal vez ese aliento que echaba a volar por encima de las olas era algo que perdía para siempre: ora un recuerdo, ora una mirada, un momento de nostalgia, una ilusión, algo, cualquier cosa, que hubiera formado parte de su esencia y de lo que había sido a lo largo de aquellos años. ¿Y si el aire que exhalaba fuera (muy lentamente) deshaciendo su alma y cada vez que respiraba perdiera con ello su esencia sin solución?

Percibió casi físicamente como a cada segundo que pasaba se iba desintegrando. Su respiración ingenua, necesaria e inevitable, iba horadando perezosa pero inexorablemente su espíritu, y como el viento que en ocasiones aviva el fuego, su excesiva fuerza unida a la cantidad de tiempo en que se entrega a su ímpetu, también lo acaba apangando, dejando tras él tan sólo cenizas, el polvo y los restos de lo que una vez fue y ya no será.

Se imaginó a si misma deshinchada en el suelo como un globo, como un pellejo, una cáscara vacía y hueca, por eso decidió guardar para sí todo su aliento, esos vehementes pedacitos de alma, los atolondrados segundos de vida que escapaban a su antojo, intentando ralentizar todo lo posible el ritmo en que su corazón los hacía viajar en ida y vuelta a través de su cuerpo para acabar fugándose por cualquiera de sus orificios. Y fue tanto el empeño que puso en ello, tanto su tesón para detenerlos, tanta la desesperación por apresarlos, que cuando rendida abrió de nuevo los labios, ya no conocían el camino de vuelta.

Y murió, eso es cierto, y os aseguro que lo hizo con todos esos instantes dentro.

only_ashes_by_Elipa
Al hilo de la iniciativa de "El cuentacuentos"

Imagen: Elipa

22 Se mojaron.

Munlight_Doll dijo...

Me ha encantado la descripción tan poética de la agonía que has hecho :) Supongo que esto es lo que se dice una muerte dulce :)

He estado atenta a que publicaras ;)

Un besote enorme,
Mun

~ dijo...

Y posiblemente el mar no fuera azul sino gris como el humo que confundido con las nubes se llevaba consigo el tiempo.
Tras el ella detenida en un momento que describes con gran delicadeza. Ralentizando cada segundo,burbujas que se van formando de alma en cada latido dispuestas a escapar. Pero demasiado tarde porque podría perder su vida pero no su esencia.
Y esta permaneció en ella.
Un placer leerte!
Y no la mato el tabaco.
Un abrazo!!

synn dijo...

Me ha parecido muy romántico y desesperado... no me hubiese extrañado que un vampiro irrumpiese en la escena :D

Me gustó especialmente el final: Y murió, eso es cierto, y os aseguro que lo hizo con todos esos instantes dentro.

Anónimo dijo...

¿Sabes que te quiero?
Sigue así.
LU

мαяια dijo...

Muchas veces (sobre todo un mes atrás) creo que me he sentido así, o al menos era parecido. Sólo que... no terminé por desinflarme, aunque ganas no me faltasen.
Imagino que a ella le faltó ese algo que yo tampoco encontré en el mar...

P.D. No deberías ser tan autocrítica, de verdad que no...

Un besote

___________________ dijo...

Entiendo la duda cuando afrontas un tema nuevo, pero no tienes que ser tan calimera ;) Una autentica preciosidad.Ha y fragmentos que parecen retazos de poesía.

No se si lo buscabas o no, pero has conseguido arrancarle otro matiz al negro.

Un abrazo,


Pedro.

Juanjo dijo...

Imagino que cuando nos llegue la hora, todos trataremos de aplazar ese momento lo máximo posible, de retener nuestros recuerdos hasta perder la conciencia, viviendo, qué ironía, hasta el último de nuestro aliento.
Los que te hemos leído podremos decir (o pensar) que alguien un día nos lo contó.

Un beso.

P.D. Tú si que eres un encanto.

Maya Takameru dijo...

¡Ohh! Me ha gustado mucho lo que has escrito, esa manera realmente poética de describir ese momento de expiración cuando tememos vaciarnos de todo y atesoramos los recuerdos son nuestro último aliento. Genial ^^

Brian Edward Hyde dijo...

Pues no te voy a engañar: yo he tenido que leerlo dos veces porque la primera me he perdido y no sabía de lo que hablabas xD
Pero a la segunda sí. Tú misma tienes ciertos reparos a la hora de experimentar, pero íbamos advertidos de que esto era una "metáfora rara", jeje, así que me lo he tomado como metáfora más que como cuento. Y como metáfora tiene lo que han de tener las metáforas: belleza y poesía (sí, ya lo han dicho antes pero es cierto).
En cualquier caso, un placer ;)
Besos

Anónimo dijo...

Mi niña te superas.

Si ves esto enciende el movil porfis.

Un beso de esos y un abrazo de aquellos...



(t.a.d)

Luz de Luna dijo...

Em..ya no sé lo que iba a decir despuès de leer los comentarios...

Sí coincido con Pedro en que en algunas partes hay retazos de poesía. ¡Es precioso!. Una muerte dulce y un placer leerte SIEMPRE.

Besitos. ;)

p.d. No sé cuál me gusta más de tus 2 últimos relatos.

JT dijo...

Precioso.

Muy bien escrito, también. Casi se podía palpar la oscuridad, el ambiente. Y me ha encantado lo de la respiración ingenua, necesaria e inevitable, como la propia muerte. Es como la vieja idea de los trovadores de que "desde el momento en que ha nacido, comienza uno a morir".

Una pasada, tu blog, y lo dice uno que es fan absoluto del blanco...

Anónimo dijo...

Robándome el aliento de nuevo, eh???? no vale tía.
Enana, te mando un beso. Deseo que tuvieras un samain interesante.
Ya me contarás.


_cloe_

Popi dijo...

Hola enana! Que tal va el Samain? Escuché o leí o quizás soñé, quién sabe, que dura diez días. Yo salí al bosque a ver si me enganchaba la santa compaña, sólo por eso de adquirir experiencia en terrenos desconocidos, pero qué va, nada de nada, ni un atisbo de élla; por no ver no vi ni a druidas comiendo cerdo o poniéndose hasta arriba de vino. Yo lo intenté con absenta, pero casi me ahogo en el intento. Eso es para hombres, y yo,yo soy un ángel.
Tu experimento. De tu capacidad para escribir y transmitir no vamos a ser descubridores. De tu delicadeza tampoco. Sólo que el final,la última frase no sé, como muy cortante, no me pega. Y ojito, que me parece una frase muy buena, pero ya sabes que a mí me gusta que la gente piense, y das todos los datos para que la gente sepa que muere antes de esa frase y me callo ya que me doy asquito a mí mismo.
Un placer y un honor leerte. Gracias por tu regreso. OMMM

Klover dijo...

Creo que ya se ha dicho todo. Es un placer leerte...sea cuento, metáfora, reflexión o experimento desprendes una belleza extraña y misticismo sobrecogedor que solo puedes manejar tú. La imagen tremenda como siempre y la melodía un regalo. ¡Cuídate! Y consuelate pensando en el puente de diciembre ^^ ¡Un besazo!

...Of Darkness dijo...

Debo confesar que me he sentido atraída por tu avatar... Luego por tu perfil... Y aquí me tienes.

Tu Blog me ha encantado.
Estaré por tus tierras.

Un beso Tormenta.

El Peregryno dijo...

Entre Humo y Nieblas...
Una eterna duda;hablar y sentir la herrumbre en los labios,o callar para siempre y quemarse por dentro.
Otra calada a un cigarrillo en ésta mañana en la que llueven lágrimas y hojas de Otóño en Sajonia,mientras te leo y escucho la canción.
Un beso de ceniza;y ya sabemos lo que surge de las cenizas.

Yudy dijo...

El mar, quizás el azul del mar, siempre nos hace reflexionar sobre la vida y la muerte, nos trae las ideas más locas, la inmensidad del mar y la finitud de este en el horizonte no son para nada lo mismo.
Un besin Tormenta, me encanta llegar y leer esto o mejor dicho leer justo cuando has llegado.

Anónimo dijo...

He sentido que una parte de mi se iba en este experimento que a mi particularmente me ha encantado y me ha echo pensar en ese momento, del que ahora mismo me olvido.
1 beso chiquilla.

Jara

Princesa Dariak dijo...

Iluminada por el humo de su propio aliento, el azul de la sangre,mar interno en la respuesta de tormentas calmas en un alma que se expande mas alla de estos cielos.

abrazos de luz

peyote dijo...

las ombras, saben tanto que no quieren darse luces, para aprender nuevos mumdos.


Saludos.

Popi dijo...

Eh! Que mi personaje existe antes que Hiro. ¿Recuerdas aquel proyecto de un chico meditando en... sí?, pues es este, que quería presentarlo en sociedad. Aunque seguro que, en alguna parte del multiverso ya había otro antes, eso no lo dudo. Está todo inventado, como digo siempre.
(Siento el mensaje chorra. Sólo venía a ver si te has tomado la medicación y a abusar un poquito más de ti):)
Besos enana.