Cargando...

domingo

de entre los libros...

library_by_spacemurqComo todo lo importante, ocurriste de repente. Trato de hacer memoria y creo que así suelen ser las cosas en la vida, simplemente suceden; aunque quizás sobre cuestiones vitales, yo sea el menos indicado para hablar.

Recuerdo, aunque en realidad ya no pueda recordar, que llovía a cántaros. La gente desfilaba frente a los ventanales de la tienda, encogida y apresurada. Como tú, fue un chaparrón tan inesperado, que apenas se veía algún que otro paraguas. Y seguramente, sin más motivo que el de intentar guarecerte del diluvio universal, entraste.

“Vaya” me dije, aunque yo no hable, “está empapada, pobrecilla”. Después cambie de opinión: de pobre, nada. Llevabas varios mechones de pelo pegados a la cara, temblabas y estabas bastante pálida (aunque siempre lo has sido ¿verdad? además de delgada, “como un fantasma” que diría la gente), sin embargo miraste a tu alrededor como si nada, como si en la calle hiciera un día perfectamente soleado y espléndido, y muy sonriente, saludaste a todo el mundo con un sonoro y penetrante “Hola!”. Me hizo gracia, conseguiste que los parroquianos despegaran por fin los ojos del libro que hojeaban, y buscaran con la mirada, con el mismo interés de quien percibe un insecto en las proximidades, con esa mezcla de repulsión y curiosidad. Te lo aseguro, fue muy divertido.

¿Sabes? Los de nuestra especie somos criaturas de costumbres, es algo que irás descubriendo sobre la marcha. A algunos les da por las casas abandonadas, a otros por los cementerios, incluso, aunque no te lo creas, por los garajes… porque son oscuros y solitarios tal vez; pero a mí, que siempre he sido un tanto diferente, me gustan las librerías; me encuentro bastante bien entre libros. Si me preguntas por qué, no sabría qué decirte. Pero por mucho que me gusten, todavía no he conseguido entender la manía que tiene la gente de comportarse en ellas como si se tratase de una iglesia; todos hablan en susurros y caminan silenciosos entre las estanterías, absortos y completamente concentrados. Las librerías deberían ser lugares donde las personas charlasen e intercambiasen opiniones… sería mucho más interesante, o por lo menos, me lo haría más interesante a mi, que al fin y al cabo, me paso la existencia en ellas. Así que comprenderás, que una aparición como la tuya, como mínimo, le alegra a uno la tarde.

Por eso empecé a seguirte. Comenzaste echando un vistazo en la zona de botánica. Por lo que pude observar, creo que te interesabas por el cuidado de bonsáis (¿Eso te dice algo? ¿no? bueno, continúo). El caso es que percibiste en seguida mi presencia, aunque me ignoraste completamente. Yo debí haberme dirigido a ti desde el principio, pero como tu reacción logró, sinceramente, desconcertarme, decidí aguardar a ver qué hacías (discúlpame, pero en nuestras circunstancias, uno no siempre encuentra algo en qué entretenerse). Continuaste caminando, deteniéndote esporádicamente para leer algún título, y de paso, dirigirme una rápida y disimulada mirada. Yo intentaba actuar con toda la naturalidad posible, pero me temo, que eso es algo que no está ya en mi condición. Sospecho que seguimos así bastante rato, y sucedió, supongo, lo que tenía que suceder. De pronto, te dirigiste a toda velocidad al mostrador, donde Paul (que así se llama el dependiente, ya lo irás conociendo) tecleaba en su ordenador.

-Por favor – le dijiste bastante alterada- ¿Sería tan amable de llamar a la policía? Ese hombre de ahí me está acosando.

Obviamente “ese hombre de ahí” era yo. Pero Paul continuó escribiendo como si tal cosa.

-¡Oiga!- gritaste- ¡Qué le estoy hablando!

Por un instante, Paul te miró a los ojos algo confuso, pero no tardó en regresar a su pantalla y continuar trabajando.

Te diste la vuelta y miraste a tu alrededor, perpleja. La gente permanecía abstraída en sus cosas.

-¡¡¿Hola?!!-¡¡¿Hola?!!

-¡¡¿Es que nadie me escucha?!!

Te costó mucho trabajo admitir que nadie te escuchaba y que únicamente era yo quien te prestaba atención. Cuando por fin te callaste, para romper el hielo, y sintiéndome bastante estúpido por cierto, hice un amago de sonrisa e intenté decirte algo; pero debo estar ciertamente desentrenado, porque pusiste cara de auténtico terror, y saliste corriendo sin decir nada más. De hecho, hasta hoy no he vuelto a verte.

Espero que todo esto te haya servido de ayuda.

- Y dime ¿Cuándo te diste cuenta?

La muchacha permaneció pensativa unos momentos.

-Hace poco creo. Cuando descubrí que nadie más me veía.

-¿Y el hecho de no tener que utilizar las puertas como todo el mundo no te resultó… significativo?Ghost_by_emeraldiris

Ella le miró fijamente, pero no contestó.

-¿Y qué crees que me pasó?- dijo por fin.

-Bueno, no sé. Aquella tarde pasaron varias ambulancias frente a la tienda. Pudo ser cualquier cosa. Tal vez te atropellaron, o fue un suicidio.

La expresión de la chica no delató ningún sentimiento.

-¿Y tú qué fuiste cuando estabas vivo?- comentó, cambiando de tema.

-En realidad no me acuerdo. Tengo la sensación de que hace mucho de aquello… ¿Y tú, te acuerdas de algo?

-Tampoco.

-Vaya, qué pena. Pareces una chica interesante.

-¿Sí? ¿Tú crees?

El fantasma asintió.

-¿Y crees que me gustarán las librerías?

-No sé. Pero te aseguro que son más entretenidas que los garajes.
Al hilo de la iniciativa de "El cuentacuentos"

Fotografía 1: Spacemurq Fotografía 2: Emeraldiris

(Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.)

27 Se mojaron.

K dijo...

Otro relato más y éste tiene unas cuantas cosas que me han gustado mucho. El punto del vista del narrador por ejemplo, contando la situación y siendo lo que en realidad es, la situación en sí y bueno, aparte, la idea de pasar una eternidad en un garaje me ha resultado cómica xD

Muy buen relato y por cierto, creo que se te ha colado una errata en la primera frase del tercer párrafo.

Un beso desde un garaje, no vaya a ser que manche :K!

Nirth dijo...

Me ha gustado mucho el giro de tus relatos. Sigues jugando con la muerte y su tratamiento sobrenatural o místico, pero esta vez desde un enfoque más dinámico, yo diría incluso cómico y distendido. Me gustan el narrador y el planteamiento, aunque el diálogo final, junto con el desvelar el enigma, pierden un la fuerza y podrían haberse explotado más. Sigue así, cada vez mejor!

мαяια dijo...

Y tal y como dirían otros "Este puede ser el principio de una gran amistad" (entre fantasmas, claro... jejeje).
Tú es que eres muy inconformista nena, porque yo no sé de qué te quejas... lo que está más que claro es que historias, como las tuyas, no las vamos a encontrar en otro sitio...
Que me ha encantado vaya, y salvo una pequeña errata en el primer párrafo ancho (después de la primera imagen), yo no tengo más críticas que hacer... ¡Es que lo pones muy difícil joé! :P
Muchos besos y aplausos (si quieres...) ;)

Juanjo dijo...

Me ha divertido este texto. Dos fantasmas ligando en una biblioteca. Quizá este relato no tenga la fuerza narrativa de otros cuentos anteriores, pero el toque de humor lo convierte en algo diferente.

Besos.

Roc dijo...

A mí, si he de convertirme algún día en un fantasma, quiero que sea en una enorme y bella biblioteca como la tuya y quizás allí además de leer todo lo que me venga en gana, encontraré al fantasma de mi vida "fantasmal se entiende".
Un relato bueno y muy, muy original.
Besitos.

popi dijo...

Sabes? Sí, sabes: no hay nada mejor o peor, sólo cosas diferentes. Podría haber dicho que este es tu mejor cuento, pero no es eso, es diferente. Cada uno hace, o al menos debería, hacer el cuento suyo, sentir lo que lee como una parte de su vida para conseguir extraer, si ese es el propósito del que lee( en mi casi es así) algo que pueda ayudarle en algún momento de su existencia o, bueno, ya puestos, no-existencia. A mí me parece una metáfora enorme, aunque seguramente no lo sea, pero es lo que he extraído, y con ello me quedo. Sólo una frase no me cuadra:

"Espero que todo esto te haya servido de ayuda"
La entiendo, pero no me cuadra, repito.
Espero acabar en una librería como la tuya.
Un beso, gorrioncillo. :)

Ricardo dijo...

Qué clima!!! Seguís metiendo al lector en esos mundos fantasticos con toda facilidad. Ademas, logras hacerlo absolutamente verosimil. No sé si pierde fuerza con el diálogo final. Es tan creíble, que lo fuerte es eso: asistir a un dialogo entre fantasmas, como si lo hicieramos al de dos pacientes en la sala de espera del dentista.¿me explico'

El final de un cuento, no es siempre un remate que sorprenda o te de un shock, es esa sensación que haber cruzado al otro lado de las cosas.

Fantastico, niña.

Te dejo un baso desde este lado...del mar.

wannea dijo...

Me has dejado a cuadros, cuando empezaba el texto creí que la observaba un murciélago, despues me di cuenta de que no, y claro la curiosidad me inundaba!!! y luego de repente, un fantasma??? que fuerte! pero la chica tambien lo era no? es que me he perdido un poco al final, supongo que para mi va muy rapido, no me da tiempo a asimilar tantas cosas a la vez y saber quien es cada personaje a tal velocidad, pero si al final lo entendí bien, es que la chica iba a la libreria y la matan por el camino, ella no se da cuenta y se lo acaba relatando un fantasma que vivia en la libreria no? la verdad es que la trama es muy interesante, muchos bessos y feliz deia del libro!

Aurin Nirua dijo...

Hola preciosa...aunque parezca que no esté, siempre tengo un ratito para hecharle un vistazo a la tormenta...siempre la veo desde la ventana y hoy he decidido mojarme. La verdad nunca he utilizado paraguas!!
Muchos besos, espero que sigas tan bien como sigues escribiendo.
Prometo acordarme de ti en Paris, mientras dure mi estancia en Montmartre...seguro que encuentro el lugar bohemio y cutre donde nos tomariamos esas cañas...

Dulce Locura dijo...

Hola Tormenta!

Vengo rauda y veloz desde mi espacio directa a leer tu relato :)

En respuesta a tu comentario, te diré que sí, que puede ser algo "irreal" que dos personas se amen en silencio durante dos años. Casi tan irreal como que dos fantasmas se encuentren en una biblioteca ;)

De cualquier manera, tu relato me encantó, diferente y sorprendente.


Un beso guapa!

___________________ dijo...

¿Estas jugando? ¡Estas jugando! ¿Me equivoco? Sigues con tu fantástico tinte negro pero le estas dando giros.Me ha encantado.

Fabulosa la frase final.

Un fuerte abrazo,

Pedro.

Scry dijo...

jajaja me ha encantado la última frase.
Claro, claro ahora todo cobra sentido...
sí que me esperaba que ella fuera un fantasma, pero no que él lo fuera.
ha estado bien!!
como siempre, quizá te lo repito demasiado, pero me encanta tu blog, me siento casi mejor que en casa!
besos de mora!!

Malena dijo...

Yo no se si será posible que alguna vez lea algo tuyo que no me guste, lo dudo sinceramente.
Estupenda historia nena, como todas las que escribes. Y esta vez te pongo un minúsculo "pero": el corte visual que hay con los puntos suspensivos que separa la narración del diálogo. No es que te pierdas, al menos en mi caso porque logras que tus historias me absorban siempre, pero resultan un tanto disruptores (yo que iba lanzada fluyendo entre las palabras, encontrarme los puntos me ha hecho frenar un poco la velocidad). Es el único pero que le encuentro, lo siento pero es que me gustan tus historias :P.

Un montón de besos nena y muchas gracias por tu comentario de la semana pasada, reconforta.

P.D.: ¿pelotilla? :P, ¡pero estoy pensando en pedirte la mano y todo! xD.

Mónica dijo...

Me ha gustado mucho, es diferente, vista desde otro punto de vista. Como describes a la chica desde el principio como un fantasma, y es que resulta que lo es, de verdad,m e ha gustado mucho. Un beso

atenea dijo...

Fantasmas? ufff no me lo esperaba para nada!!

Anda que ya podía ella seguir hablando con el dependiente... jajaja

Me encantó la historia, sobre todo la forma en que mantienes el misterio hasta el final :)

Besos!!!

El Peregryno dijo...

Me gusta el estilo de la narración,sabes,he olvidado que escribías tú,el personaje toma vida,y ésta vez en masculino;no defrauda,aunque que más dará eso,para mí y muchos otros entre otras cosas un blog es un laberinto,una sala de experimentos.
Un beso Tormenta

El Peregryno dijo...

Un laboratorio, quería decir más bien.Por cierto, bienvenida.

Queralt. dijo...

¡Por fin! Por fin he podido entrar. Y menos mal porque hubiera preferido no perderme tu relato.
Me ha gustado mucho. Bien escrito, con su misterio, con su ritmo justo... me ha gustado mucho... yo también, cuando sea fantasma y si por alguna razón me tengo que quedar por aquí, quiero que sea en una enorme biblioteca... oliendo a libros, leyendo títulos, observando a la gente viva que busca libros para regalar, o para obsequiarse a ellos mismos...
Qué bien me ha sentado tu relato, gracias.

Cerezas y besos.

Queralt.

Brian Edward Hyde dijo...

Hola caracola! Bueno, dejémoslo en tormenta, jajaja.
Acabo de leer tu relato y he de decirte que creo que es el que más me gusta de cuantos he leído tuyos, ya que aunque pueda parecer algo trillado el tema llegado un punto, la conversación final vale muchos puntos.
-¿Crees que me gustarán las librerías?
Jajaja, estaría chulo ser un fantasma en un lugar así.

Reconozco que mi historia de esta semana es muy ñoña, jajaja. Pero bueno, es gracioso salirse del tiesto de vez en cuando :P
besos!!

Perséfone dijo...

Me encanta venir a estas tierras de tormenta y empaparme de tus textos. Sin igual, definitivamente una imaginación y una forma de relatar cautivante.

Abrazos.

aPerfectCrime dijo...

BRUTAL!!!
PHANTASMAGORIA TOTAL

++

OJOS ESTÁN FRÍOS COMO LA MUERTE.

++

EXCELENTE RELATO
AL PRINCIPIO PENSE QUE LA COSA IBA DE VAMPIROS...

++

PASEABA X TU BLOG MIENTRAS ESCUCHABA
Possession (SISTERS OF MERCY)

Munlight_Doll dijo...

Felicidades, has dado un giro en tu estilo ;) Así me gusta, que experimentes con ese pedazo de talento que tienes :) El tono del texto es muy natural y es como si lo hubiera escrito el mismo personaje.

Chapeau ;)

Un beso con mis pechos con corazón (tú ya sabes de qué hablo :P)
Mun

galafer dijo...

una vez más y como siempre captas toda m atención, esta vez me sorprendiste más, una cosa es no ser tomada en cuenta, pero no ser vista ya me parecía extraño... pero de ahí a existir pero no!!... ufff eso me ha gustado!!

Chris Stevens dijo...

Acabo de entrar y ver q hay 23 comentarios. Creo q me voy a volver loco.

Ameba dijo...

a veces necesitamos aislarnos para darnos kuenta ke estamos vivos...





un beso guapa ... me enkanto tu post

ninive dijo...

Cuando no salen las cosas no hay forma de ponerse en marcha, y es que ha sido una semana dificil de ahí mi retraso en pasarme a leerte, pero no pensaba dejar de hacerlo. Es un placer leerte, sobre todo lo que conlleva de enriquecimiento para quienes te leemos, no ya por la originalidad que acompañan siempre a tus relatos, sino por el exquisito trato que das a la palabra y el sentido de profundidad que dejan tus historias permaneciendo vivas mucho tiempo despues de ser leidas. Esto si que es poco original decirlo pero sabes traspasar de la escritura normal a la belleza. Un abrazo enorme! y muchísimas gracias siempre por tus comentarios.

florsdefum* dijo...

Ufff, me ha costado muchisimo poder dejarte un comentario pero aki estoy por fin!!!
Me encanta leer tus historias, he ido leyendo las anteriores y cada una contiene una originalidad infinita...me doy cuenta de lo mucho que me queda por aprender.

Un besito