Cargando...

jueves

(skulls allways keep a smile)

(Hace unos meses escribí esta especie de relato absurdo sobre un abandono, que hoy rescato, oportunamente. En áquel momento "pensaba" que el amor que sentía con todo mi ser era indestructible, más allá de esta vida, incluso de la muerte. Aún así, escribí esto, y como si lo hubiera provocado, la realidad ha "imitado" a la ficción, cosa inevitable y que por otro lado no me disgusta. Ahora mi corazón está volando de nuevo, por suerte, pero no quiero perder lo sucedido de vista: que no hay nada permanente, ni seguro, ni inalterable, la vida es cambio continuo y aprendizaje, y eso precisamente es lo que la hace tan maravillosa.

Saludos a todos. Y besos para los que gusten. Me voy de vacacioneeeeessss!!! ^^)

.

.

.

::

:

-¿Qué haces?

-Ver porno. ¿Y tú?

-Pensaba en ti…

-Pues deja ya de perder el tiempo ¿me oyes? No vuelvas a llamar.

Dead_Girl_by_frecklefaced29

No fue una conversación demasiado larga, duró justo lo que tenía que durar. Después de un rato, cuando la aguda e intermitente señal se volvió desagradable, la chica notó que aún tenía el auricular en la mano, y como es lógico, colgó. Excepto por ese pequeño detalle su reacción fue bastante sorprendente: se tumbó en el sofá, chupó indiferente una vez más su cigarro y, de pronto, contra todo pronóstico, comenzó a reír a pleno pulmón. Sus carcajadas llenaron la casa como un perfume, de alguna manera liberándola del aire asfixiante y opresivo que durante los últimos meses la había invadido sin compasión; y aunque en la calle el día tenía el tono plomizo de la ceniza, las habitaciones se llenaron de una insólita y particular luz, como si los muebles, el suelo y las paredes hubieran recordado por fin su verdadero color.

La risa escapaba sin descanso de la boca de la muchacha pero ese hecho no debería llevar a engaño a nadie: ella sufría. Aún le pesaban en la garganta todas las palabras dichas y su cuerpo recordaba desesperado cada una de las caricias y sus correspondientes trayectorias. En su mente no se habían borrado ninguno de los sueños, los silencios y los momentos que compartieron, y aunque lo natural en estos casos es que el centro de mando del cerebro, acuciado por todos esos oscuros sentimientos que nacen de la pérdida de un amor, hubiera enviado la señal correcta a las neuronas, lo cierto es que por irónico o injusto que parezca, este no siempre hace del todo bien su trabajo -gracias a ello somos personas, no máquinas- y suceden estas cosas, absurdas, irracionales… pero que son un verdadero soplo de aire fresco dentro de esa tiránica pauta conductista de acción-reacción aprendida en la que casi siempre vivimos inmersos.

Confusa y aún riendo fue a darse una ducha para ver si se le pasaba; pensó que tal vez fuera más eficaz y menos peligroso que beberse un vaso de agua. Después de un par de minutos bajo el chorro las carcajadas cesaron pero la sonrisa continuaba pintada en su rostro. En su esfuerzo por comprender lo que le estaba sucediendo y aunque la idea le asustaba bastante -pues no sabía que podía encontrar detrás de aquello- intentó aclarar su mente.

-Bien -pensó- él me deja y yo me rio. Me rio a pesar de que le pierdo para siempre. Lo que me dijo carece ahora de significado, los sentimientos que le entregué ya no están en su corazón, y aún así, yo me sigo riendo… - Desconcertada se detuvo unos instantes, cerrando con fuerza los ojos bajo el agua. Me rio porque sigo aquí –continuó- porque aunque él se vaya yo no he muerto, porque mi corazón es fuerte y encuentra todavía un sentido para seguir latiendo. Me rio porque no tengo nada de lo que avergonzarme, porque a pesar de los errores fui auténtica, fui tenaz, fui única, valiente y osada… y me sigo riendo porque su falta de amor no empequeñece en absoluto todo lo que yo siento.

Salió entonces de la ducha, se desenredó el pelo, se vistió corriendo y, sin interrumpir el hilo de sus pensamientos, salió a la calle cerrando la puerta de un golpe.

Puedo reírme porque viviré con ello -se decía mientras bajaba a prisa las escaleras- Quiero reírme porque estoy intacta, porque sin problemas, sin desengaños, sin vacios y sin dolor la vida sería demasiado tediosa y monótona como para sentir siquiera una pizca de emoción, un vuelco en el corazón... y entonces no habría nada que aprender, ninguna forma para continuar creciendo, ningún sentido para seguir adelante… porque no quiero ignorar ni olvidar lo más importante…

-Mientras caminaba por la calle la gente con la que se cruzaba no podía evitar mirarla; la mayoría de ellos, sorprendidos, le devolvían aunque tan sólo fuera un pálido reflejo de aquella sonrisa deslumbrante.

-…que esto, como todo, como lo bueno, como lo malo, como los días y las horas, también pasará.

. . .

Al hilo de la iniciativa de "El cuentacuentos"

Dibujo: Frecklefaced29

12 Se mojaron.

j (tad) dijo...

bella!
:)

Guri dijo...

Me ha gustado. ^^
Porque todo pasa.
Todo.

Felices vacaciones.

El Peregryno dijo...

Sí,todo pasa. Y la valentía de la protagonista, la madurez y su amor propio, son admirables.
Besos de pólvora.

Cendra dijo...

¡Cuánto optimismo dentro de una sola historia! Fantástico. Yo misma he ido aumentando mi propio optimismo a medida que iba creciendo el de la protagonista. Y sí, todo pasa, lo cual a veces es un consuelo pero, todo sea dicho, otras es una verdadera maldición.

un abrazo

wannea dijo...

Duro, real como la vida misma y muy optimista, termina uno con una sonrisa en los labios, y me uno a la tónica comun... todo pasa

bessos!

BEA dijo...

Es increible la facilidad que tienes para escribir.
Siempre me he sentido atada a este lugar.
Un besazo enorme!!!

Gittana dijo...

dIVIERTETEEEEEEE!!!!!!!!

buho dijo...

Todo pasa.. menos tu

disfruta!

malloK dijo...

Estamos de vuelta Tormenta, me alegra ver que tu blog sigue al rojo vivo y con este aire tan optimista.

Un abazo.

___________________ dijo...

Por ko que veo sigues de vacaciones. Me alegro por ti, pero me entrstezco por los que no podemos disfrutar de tus nuevos relatos ;)

Un abrazo,


Pedro.

Popi dijo...

Petardilla, la suerte no existe. Tú eres una tía estupenda, y todo lo estupendo acaba llegándote. Por eso un día llegué a ti, porque soy la puta caña también.

Te dejo un beso por aquí también, vampiresa. Ñam. Y deja de plagiar a otros escritores, chica sin imaginación. jajajajajajajaja
Arriésgate de una puñetera vez y publica algo anda, aunque sea en oui c'est moi( acertijo barato). Es que hay tanta mierda por ahí que aburre. Siempre quedarán los clásicos, y los noveles que no publican porque quieren demasiado a lo que escriben. Y alguna sorpresa agradable, claro, aunque no recuerdo.
:)

mileto dijo...

Tenemos un blog de cuentos por si quieres participar

http://100cuentos.blogspot.com/