Cargando...

domingo

De vuelta a casa (tentativa a modo de cuento gótico)

In_the_Forest_of_Ancient_LIght_by_Karezoid La interrogación sin punto sólo sería una curva peligrosa, igual que aquella: una ondulación serpenteante que remataba sin previo aviso en un sendero que se introducía entre los árboles, tan estrecho que uno no podía aventurarse a través de él más que a pie. Dudo aún si mi memoria será capaz de conceder una explicación aproximada a los hechos que acontecieron, y espero que aún conserve un sólo recuerdo en el que haya más verdad que delirio, pues cada ocasión en que mi mente regresa a aquellos momentos una neblina de irrealidad lo reviste todo, como si al final de aquella curva hubiera cruzado algo más que la entrada al sitio al que mi anhelo me dirigía con tan angustiosa aflicción.

Como le decía, paré justo en el acceso a la pequeña galería rodeada de arbustos. La noche se colaba entre las tupidas hojas invadiendo de sombras todo lo que me rodeaba. Caminar por aquel lugar que apenas unos días antes había recorrido a plena luz del sol me hizo extrañamente consciente de todas mis sensaciones. La suave brisa, el olor a tierra mojada y a vegetación, el susurro silencioso de las ramas y mi corazón latiendo a un ritmo sofocado por el sosiego, no exento de cierto halo siniestro, que se respiraba en el aire, me indujeron a un estado febril a la vez que expectante.

La cancela no emitió sonido alguno. Atravesé el corredor de arbustos con un ansia feroz pero reprimida, como si mis pies me llevaran sometidos más a la inercia del subconsciente que a mi propia voluntad. Una vez que pisé el límite de hierba, creo que me detuve unos instantes para observar las sombras blanquecinas que se asomaban tímidamente entre las raíces de los árboles.

Al pensar en ello ahora y relatarlo con palabras privadas de aquel triste ensueño que me tenía hipnotizado, me sorprende mi propio valor. El hombre que tiene usted delante no daría un paso en las mismas circunstancias. Pero en mi penoso estado, mi honda tristeza, me empujaba a un acto final y desesperado en un esfuerzo por arrancarme este mismo dolor que todavía hoy no me permite dormir, para poder -¡ingenuo de mí!- seguir adelante.

Prueba de la espontaneidad de mi propósito fue no llevar conmigo más herramientas que mis propias manos. Ni siquiera me detuve a pensar en las dificultades que surgirían. La primera de ellas fue encontrar mi objetivo en la oscuridad. Me llevó más tiempo del que hubiera imaginado, topando con él finalmente casi por casualidad. Me arrodillé sobre la tierra removida y fresca y musité unas palabras, una oración improvisada implorando perdón por aquel audaz atrevimiento, por aquella violación de un más que merecido descanso.

Vacilé, he de admitirlo. Durante unos segundos no conseguí comprender qué determinación era la que guiaba mis actos. Una voz clamaba en mi interior palabras ininteligibles, con un ímpetu devastador, y tiraba de mi voluntad con más fuerza que mi propia razón. Si me pregunta en este momento qué fue lo que me llevó a hacerlo, mi respuesta sólo podría ser una: algo –fuera lo que fuese-más fuerte que yo, dentro de mí, me lo ordenaba.

Yo me limité a acatar sus órdenes. Tomé la rama de un árbol lo suficientemente gruesa para ser útil, y comencé mi tarea. Durante toda la noche mi cuerpo apenas reparó en el cansancio y nada recuerdo de lo que pudo pasar a mi alrededor durante aquellas horas, tal era mi enajenación y abatimiento. Con las manos ensangrentadas retiré los últimos montones de tierra húmeda y las posé por fin sobre la fría y pálida madera. No sin esfuerzo desprendí una a una las tablas que me separaban de mi amada. El relato de lo que en aquel instante vieron mis ojos escapa a mi capacidad y comprensión. Allí estaba. ¡Tan hermosa y tan fresca como en vida! Su cabello oscuro relumbraba en la exigua luz del alba. Su rostro desprendía una luz vital tan bella que habría sido la envidia de cualquier joven muchacha. Pero su expresión…. ¡Oh, su expresión! No existen palabras capaces de hacerle justicia. Era de un terror infinito. Los ojos abiertos en toda su magnificencia, clavados en el cielo como una súplica, implorantes. Su boca tan dulce, contraída en una mueca de puro horror. Y sus manos, tan pálidas y delicadas antaño, yacían sobre su pecho, cubiertas de sangre, uñas y piel desolladas. Se había arrancado la mortaja a tiras y en su cuello blanco había oscuras señales fruto de los desgarros que habían producido en su garganta sus atroces y anhelantes gritos de auxilio.

¡Comprende ahora! Feeding_The_Disease_by_decrepitude¿Es capaz de contemplar la absoluta desesperación de mi alma ante tan monstruoso espectáculo? La que fue la luz de mi vida, mi compañera, mi amada, la parte que yo más adoraba de mi propio ser, no murió en la quietud e intimidad de su lecho, junto a mí, tal y como todos pensamos. Murió allí, días más tarde, en la más aterradora de las soledades. La mente humana no es capaz de recrear el infierno que debió de padecer mi esposa en aquellos últimos instantes, pero yo aún no he dejado de escuchar sus gritos implorando mi ayuda, dentro de mi mente, a cada instante.

Por eso lo hice y no espero indulgencia alguna por su parte. Los asuntos de este mundo ya no me conciernen. No después de lo que vieron mis ojos aquella aciaga noche. No pude abandonarla otra vez, ella jamás me lo hubiera perdonado.

El rigor mortis apenas había afectado sus miembros cuando la tomé en mis brazos. Ligera como una pluma, bella todavía. Cerré sus ojos con dulzura, besé sus labios aún tibios, incluso pude percibir un leve murmullo salido de ellos, como un dulce suspiro de alivio al saber, que la traía de vuelta a casa.

Al hilo de la iniciativa de El Cuentacuentos

Imagen 1:Karezoid

Imagen 2: Decrepitude

Safe Creative #0805130028241

* Este engendro está inspirado en dos cosas. La menos evidente, aunque más directa, es un vídeo genial de "A perfect circle", las más evidente es Edgar A. Poe con su magistral relato "El entierro prematuro", por supuesto con el máximo respeto para los grandes. Me consuela que los unos y -sobre todo- el Otro, al menos jamás sabrán de él :)

27 Se mojaron.

Perséfone dijo...

Siempre termino impresionandome con tus letras...
Eres una adicción constante.

Abrazos!

La Nena dijo...

Tormenta hola, pues será gótico, o denominado como quieras, pero a mi particularmente, me ha gustado, y muy buena la inspiración, siempre es bueno pasar a leerte, disfruto mucho tus escritos!!!!
Un saludo grande, desde el otro lado del charco :)

El Peregryno dijo...

Siempre que te dejo un comentario me gusta leer esa frase de BHLevy?Mmm...
He notado esas similitudes o esa adaptación de Poe a tu escrito; personalmente creo que éste en concreto no te lo has currado tanto como nos tienes acostumbrados y que conste y sabes que me encanta cómo escribes.
Hay cosas tuyas que he leído que me han gustado mucho más, pues claro eso es normal,pero es que el
tono del personaje contando el relato...no me lo creo.
El relato de la puta, aunque brusco y algo gratuito, abre nuevas puertas sobre ti a todos aquellos que admiramos tu escritura.
Saludos Tormenta, espero no resultar demasiado relampagueante en mis comentarios y no se ofenda vuesa merced ;)
Por cierto, aprovecho éste momento de madrugada laboral y vampírica para pediros tanto a Mun como a ti en especial que tengais un poco más
de paciencia, la revista saldrá adelante.Ha habido muchos inconvenientes, pero todo está casi preparado.
Gracias.

Tormenta dijo...

Maese Peregrino, puede usted relampaguear cuanto guste en mi casa, discrepar, incluso oponerse a todo lo que escriba, nunca podría ofenderme… tan sólo quiero aclarar lo que considero un malentendido en su comentario :P
El engendro no es en ningún caso una adaptación de un cuento de Poe (jamás osaría). Si ha leído el relato en cuestión al que me refiero, habrá comprobado que en el mío no hay similitudes en los hechos aunque sí en cierta zona de la temática, es decir, la posible catalepsia, en este caso, de mi difunta.
Comentándolo anoche con un amigo me di cuenta que el relato es bastante fallido, y que narrativamente –salvando las inmensas, descomunales, tiránicas distancias- es más Lovecraftiano de lo que me habría gustado.
En fin, reconozco que todo lo que rezuma a inspiración directa de uno de los más grandes, debe oler mal por narices. Pero la inspiración es así, a veces la provoca una conversación, un sueño, una frase, o en este caso en particular un videoclip en el que una mujer desentierra a su marido y se lo lleva a casa, una idea en la que, por lo menos en mi mente, se tiene que cruzar Poe por algún lado, (estoy segura de que es uno de los relatos que habría escrito si hubiera vivido 200 años). Así que mezclé imágenes e ideas, y mi propio repertorio emocional y salió este pequeño desacierto.
Con todo esto tan sólo quiero decir que la aparición de Poe es prácticamente circunstancial.
Agradezco mucho sus palabras.
Esperaremos pacientemente.
Besos y Pólvora.

Anónimo dijo...

No fue eso lo que hablamos tontoncilla : P
Es una historia bien contada a la que pongo una sola pega: es demasiado corta :)
Ya les gustaría a muchos... (En fin, punto y seguido.)
No te exijas tanto, de eso ya se encargan de eso los demás.

Tú continúa creciendo. Estás bien tal y como estás.

Ósculos con lengua (pues recordarás que me toca a mí elegir.)

Lu

Sechat dijo...

Me duele y me asombra a partes iguales que hables de "desacierto" en cuanto a este relato se refiere. Me ha parecido aterrador por la temática, pero simplemente maravilloso y sí, ya sé que me repito más que el ajo con mis comentarios; pero es que francamente, no sé cómo describir lo buenos que me parecen.

~ dijo...

De engendro nada. En todo caso lo sería quién la dejó morir en esas circunstancias :)
La narración,fluida y nada repititiva,largas frases que imprimen velocidad mostrando la desesperación,la impotencia,la conciencia intranquila.
Pienso que aún siendo macabro el suceso,no cabe hablar de terror sino de amor.Capaz de hacer vencer cualquier miedo y torturar la existencia hasta límites insospechados.La percepción de ese murmullo es genial.
Ni engendro y mucho menos desacierto ya que es una historia bien construida,conservando el sello que llevan consigo tus relatos,que como dice La nena,góticos o románicos,disfrutamos leyéndolos.
A seguir escribiendo escritora!
Mil besos mágicos.

jtad dijo...

Como te comenté considero que has dado muchas explicaciones. La franqueza al admitir que existe una inspiración en otros es más que suficiente.Todos sabemos que no es algo habitual [me refiero a admitirlo, inspirarse en otros sí es habitual]
El relato me ha gustado. Me resulta coherente y armónico. En la historia y en la forma de la narración.
El párrafo final es de una gran belleza.

Debes saber que estoy siempre aquí.


XXXOOOXXX linda.

Sara dijo...

Tienes un estilo muy personal y eso es algo que no puede clasificarse. Yo no te considero gótica, te considero Tormenta... y, creéme, poder ser identificada por como escribes solo significa una cosa: lo haces muy bien.

Un saludo! ;)

cloe_ sindafnis dijo...

Yo sí estoy a favor de las explicaciones o mejor aún, de una aclaración de intenciones. Gracias a los emails con copia oculta conozco la de ésta XD
Decirte que me ha gustado. En el estado mental adecuado (que yo puliría con otra banda sonora) es absorbente y oscuro. Creo que resuelves lo que te propones, hacer una tentativa de cuento gótico.

Los debates literarios por aquí se ponen más interesantes semana a semana ¿No? :P

Un día de estos te explicaré qué es para mi esto de escribir pero hoy no, que me tengo que ir.

Un beso cielo.

Chris Stevens dijo...

Me disponía a leer tu relato, pero nada más entrar mi mirada se dirigió inconscientemente (o ya pienso q necesariamente) hacia este terrorífico mensaje: "Lección misógina nº 3659"...a ver no puede ser...3+6+5+9...23! Definitivamente, eres emocionalmente una arpía :P (y yo un perturbado absoluto).

Bueno, volveré a venir cuando se me pase el susto x)

V dijo...

Turbador.
El tono con el que está escrito es lo que más me ha gustado, junto a la historia, cuadra bastante bien.
No pensé que se la llevaría a casa… Me he quedado boquiabierto
Tocan felicitaciones una semana más.
¿Qué lo puede hacer mejor, dama? Jamás lo dudé.

Un saludo

Shadow Twilight dijo...

¡¡Sorprendente!!
Buena intentona :D
Continua así. Generas adicción.

Un saludo

moonspece dijo...

HOla Tormenta.

Gracias por tu comentario. Tu historia es muy buena y lo cuentas magníficamente, sin entrar en detalles absurdos e innecesarios, vas al grano. Si consigo crear una historia la mitad de buena que la tuya, ya me puedo dar con un canto en los dientes.

Un besote.

Moonspece.

Cendra dijo...

¿Engendro???? ¡es un relato muy bueno! Uno realmente sufre con el protagonista, uno también contempla horrizado la expresión aterrada del cadaver y hasta sufre imaginando cómo sería despertarse en semejantes circunstancias!!
Me ha encantado, y que sepas que llevo toda la semana queriendo leerte, pero me ha sido imposible hasta hoy!!
Un abrazo

Tormenta dijo...

Más explicaciones, sobre todo porque me apetece dejar claros un par de puntos sobre los que algunas personas me han llamado la atención.

Mucha de la gente que pasa por esta página y deja comentario a su vez son aficionados a la escritura. Yo no sé cómo lo hacen los demás, sólo conozco las razones que me llevan a mí a escribir: me divierto y, sobre todo, echo fuera cosas que de otra manera no sabría cómo expresar.
Después de bastantes relatos, uno no siempre imagina una historia y se pone a escribirla lo mejor que puede o sabe. A veces tengo una idea y el personaje se mete en mi mente para contar una historia, ajeno a mí. Esto es desde mi punto de vista mucho más relajante, más rápido y fluido. En este caso el personaje de mi cabeza era un hombre egocéntrico, afectado y grandilocuente, por eso el lenguaje es algo rebuscado, porque va con la personalidad y estilo del que habla. Lo hace con mis palabras, es cierto, lo cual significa que va a estar muy limitado y en la historia se perciben claramente mis carencias en ese sentido.
Por eso lo llamo "engendro" porque al final me salió un batiburrillo pseudogótico bastante cutre, extraño y con reminiscencias claras a otros... y para mí siempre será mi “engendro”. Pero con esto sólo quiero expresar una cosa: no es falsa modestia, no me regocijo en los comentarios positivos ni me fustigo por los negativos. Quien me conoce sabe que tengo las cosas claras al respecto: tengo un blog en internet (como todos sabréis hay millones de ellos...) no soy escritora, y por el momento no me exijo serlo, solo experimento un poco con lo que soy capaz de hacer cuando tengo un rato y ganas de hacerlo. Más allá de eso, todo son especulaciones sobre mis intenciones y motivos que nada tienen que ver con mi realidad ni con lo que soy.
Escribo porque me gusta hacerlo. Intentando no compararme con otros y salir muy mal parada, ni dar lecciones sobre lo que no tengo ni idea. En ocasiones las cosas me salen mejor, en otras son una mierda, pero en lo básico este sitio cumple muy bien su función: sorprenderme a mi misma y aprender de los demás, que no es poco.
Así que -y va por ustedes caballeros que parecen haberse puesto de acuerdo :P- ni ganas de llamar la atención, ni autocomplacencia, ni masoquismo, ni leches. Uno puede sentarse frente a una pantalla y elucubrar cuanto guste pero, créanme ambos, conmigo seguramente se equivocan.
Contestaré los correos en cuanto tenga tiempo, pero de veras, sepan que no soy de porcelana, ni mis eventuales lectores tan sensibles como para ofenderse cuando alguien me da una opinión que no comparten. En ese sentido le dan ustedes al tema más importancia de la que le doy yo. Y esta respuesta es pública justo por esa razón.

Un saludo... y un beso si es que me he puesto demasiado rancia ;)

j tad dijo...

Amén petarda.

Sara dijo...

Dejando a un lado tu propia crítica sobre tu texto (algo que yo hago siempre con los mios y que entiendo perfectamente) te diré que estoy harta de repetirme, pero es que no hay cosa que tu escribas que a mi no me guste...
Besitos
pd.Estoy con Sara, creo que tu estilo es muy tuyo y no puede clasificarse de ninguna forma. Y sí, tienes razón, el mio no es un cuento, es más bien una reflexión sobre los problemas de comunicación, me alegra haber conseguido mi objetivo :)

nynive dijo...

Y además es que escribes muy bien.Y si además es una actividad que te gusta pues mejor que mejor.Y si además nos encanta leerte pues genial.
Y pues ea, ya ta :)

Anónimo dijo...

Vaya uno a saber por qué recalca su veteranía. Supongo que en este caso, porque eso de gótico, me suena ajeno o más moderno.
te ruego disculpes mi ignorancia, pero tengo a Poe, como el padre de la novela negra. Si eso es gótico, pues lo es también del estilo con nombre masculino de la ciudad del hombre murciélago.

Y ahora si. No suena muy lindo el nombre Edgarda. Mucho menos para norbrarte a ti-escribi en castizo-, a vos.
Pero, mientras leía, sentía estar leyendo al gran Edgar.
La puta madre, Sobri!!! Digno homenaje. De la recontraputamadre!!!!

Un lujo. Impecable. Bordado.

Poe, está entre mis preferidos desde mis 7 u 8 años.
Vos, desde que entré a Cuentacuentos.
los dos me gustan como escritores. la única diferencia, además de que estás vivita y coleando, es que a vos, te quiero.

Un beso, mi solsito.

Tío Ricardo

Munlight_Doll dijo...

Se ha notado la inspiración de Poe, del vídeo de A Perfect Circle y también el estilo lovecraftiano :) Me ha gustado lo emotivo de la historia y el mimo que pones en cada frase, en la elección de cada palabra. La escena final, cuando dices lo del susurro, es muy bello. Sin embargo, otros relatos tuyos me han gustado más:$ Quizás porque has puesto en ellos más de ti o porque las historias son más originales. Pero para nada hago ascos a éste ;)
Un besote, preciosa vampiresa,
Mun

Palbo dijo...

Sonrisa blanca con olor :D

___________________ dijo...

A mí ya sabes que me tienes absolutamente cautivado :) Me encanta el tono que das a tus relatos.
A mí me ha recordado a Maupassant, quizás porque lostextos de este estilo siempre me lo recuerdan.

Da gusto pasarse por tu blog, nunca defraudas :)


Un abrazo,


Pedro.

Gitana dijo...

engendros y cadaveres!!!!!!

creo que acabo de cambiar a mi escritora favorita por ti!!!!!!

me encanto!!!!!

printen dijo...

Por alguna razón que se me escapa, no puedo entrar aquí desde el ordenador de mi trabajo (sí, ya sé que no debería hacerlo) así que he tardado bastante en pasarme por aquí. Pero en fin, dos apuntes:
Me encanta el toque que das a tus relatos eróticos (recuerdo uno muy bueno de cuando empecé a leerte, hace algo más de un año, que me encantó). Aunque lo que estés contando aquí no sea algo muy bonito has conseguido darle una pincelada de color. Magnífico.
En cuanto a tu cuento gótico, aunque no he leído ese cuento de Poe (de momento), lo he reconocido al instante en tus palabras por la forma de transmitir lo terrible del acto cometido a una tercera persona... Me ha gustado mucho también.
Un besote

Amanda Pinkleton dijo...

Me ha encantado!!! Me han dado ganas de recuperar a Poe y de profundizar en las lecturas góticas :-D

Anónimo dijo...

Muy interesante la historia me encanto,facino o lo q le siga de todas las palabras q se puedan expresar de q me gusto .