Cargando...

lunes

sin pies ni cabeza.

Capítulo 1º: De cómo descubrí que soy extraterrestre.

Llegó la oscuridad, y con ella, una lágrima. Por suerte no todo llega en el orden oportuno. Con el tiempo se aprende –la mayoría de las veces de forma inconsciente- que los acontecimientos no tienen por qué ser lineales, aunque desde luego las estructuras mentales parecen estar preparadas para ello. Es como si tuviéramos el cerebro alicatado con una serie de baldosas grabadas con números ordinales (a modo de camino de baldosas amarillas, pero tal vez un poquito más sobrio): la primera, la segunda, la tercera, la cuarta... Vas poniendo tu pie mental sobre ellas, de una en una, sin saltártelas, ya que la anterior es una consecuencia necesaria de la siguiente, y así, como por arte de magia, van apareciendo una detrás de otra, hasta que la cadena de acontecimientos se termina, bien para comenzar una nueva, bien para estancarse en un número del que, a veces, uno puede llegar a sentirse preso. ¡Cuánto mal ha hecho tanta matemática a nuestras tiernas y sensibles neuronas! Pero no se debe desesperar, siempre hay un consuelo: gracias al cielo y a Cortázar existen las Rayuelas, gracias a la Liebre existen los atajos –gracias a la de Marzo, las prisas-, por no hablar de los puentes, los saltos, las regresiones, el wu way y toda esa parafernalia New Age, que en definitiva, y a grandes rasgos, viene a definir lo que se suele llamar libre albedrío, en realidad, todo aquello que le aporta un poco de color a esta historia. Desde luego sé, no me engaño, que más de un eventual lector pensará que no hay calada sin cigarro, ni reflejo sin espejo al que asomarse, ni un orgasmo sin sexo… aún así, y debido a qué todavía ando en busca de la iluminación sin haberla obtenido, y por lo tanto, en vez de certezas me conformo con la triste y fría esperanza, creo, y espero -aunque no SÉ- pero me permito decir, que a todo cerdo le llegará su San Martín, tarde o temprano.

Para un cuento esta puede parecer una introducción bastante anómala, -se me ocurren varios sinónimos más que no es cuestión plasmar dado el soporte- no hay personajes, ni planteamiento, ni nudo, y desde luego, por ahora, tampoco hay visos de un verdadero desenlace. Pero ya os advertí desde el principio que no todo tiene por qué aparecer en un orden oportuno y establecido, y ahora que las cosas empiezan a estar claras, añado: podría ser, incluso podrá parecerlo, pero de hecho en este cuento eso no va a suceder así.

En este cuento el único personaje eres tú y, tal vez, un poco yo. Tú, en tu grandeza y anormalidad, con esas carencias, virtudes, formas y maneras que posees y te caracterizan que te hacen tan completamente diferente a mí y que al mismo tiempo nos hermanan.

El planteamiento es esa oscuridad precursora de una más o menos cristalina secreción procedente las glándulas lacrimales. Una lágrima, que lo mismo escuece que limpia el lagrimal, que nace del dolor tanto como de la indiferencia, de la pasión del momento o de la indolencia del día a día, que lo mismo llega con una afluencia de sentimientos como de la total ausencia de los mismos. Si lo piensas, no son demasiadas las ocasiones en las que se nos una tanto en el placer y en el dolor como en las lágrimas. Es un gran planteamiento. Llorar como catarsis, como trasformación en un punto muerto; la oscuridad como telón de fondo es simplemente un sustantivo para encajar ese ficticio punto fijo que es un momento.

El nudo es el porqué de esa lágrima cuando la oscuridad es algo establecido a lo que no le podemos dar la vuelta, y, como sabrás, los porqués en cada persona son tantos –en número y en calidad- como pueden ser sus pensamientos, y el pensamiento es la única fuerza –que yo conozco- además de la del amor, que es infinita. Así que elige uno, el que sea, el que más rabia te dé, y vayamos al final.

El desenlace es la respuesta a esa pregunta, por lo tanto, es lo que tú y yo queramos. Puede ser indiscutible, indescifrable, categórico o pueril. Feliz o triste. Tal vez podemos matar a alguien y llorar por él - es un truco que a mí siempre me funciona-. También podemos reírnos, de nosotros, de los demás, de todo. De hecho, si lo deseamos, ni siquiera tiene que existir un desenlace como tal, convirtiendo de esa forma esta pequeña y algo absurda ficción mental en la que he querido enredarte, en una especie de elevada metáfora de la vida misma.

Al hilo de la iniciativa de "El cuentacuentos"

Imagen: Nicoletta Ceccoli

*Para ti, tú sabes a quien me refiero

(Aclaración, porque parece ser que no lo sabes: Es para tí cohone!!! anda que... :* No voy a poner tu nombre ni te lo voy a decir en persona -porque me da vergüenza- asi que más vale que te contentes con esto peque ;))

*Lo del cerdo y San Martin es una frase hecha que suele salirme cuando estoy escribiendo un cuento, pero que nunca acabo poniendo. Esta tarde ha sido la mía.

*Sé que llevo un siglo sin pasarme a visitaros pero no tenía el cuerpo para internet. Mi propósito es intentar resarcirme en lecturas, que lo consiga o no tan sólo es cuestión de tiempo, por suerte no de ganas.

25 Se mojaron.

Klover dijo...

No dejes caer los párpados pesados como juicios...

Es un pequeño gran placer volver a leerte...tus escritos traen una oleada de "incertidumbe sabia"...es como cabar en un suelo sin fin en el que desenterrar cosas...

Tú con tranquilidad ^^ espero que todo te vaya bien


Un besote

Popi dijo...

Ha despertado la fuente: que no deje de emanar.
En realidad quería poner: "Ha nacido una estrella", pero quedaba demasiado peliculero, y aquí estamos hablando de Literatura, en mayúsculas.
Un besazo y bienvenida al surrealismo, el único lugar en el que se descubre la realidad de las cosas.
OMMM
:)
Mua!

Juanjo dijo...

Quisiera decir que acepto tu invitación; pero llevo ya demasado tiempo pensando en porqués y en desenlaces, tratando de anticipar lágrimas que no quiero que lleguen, que espero secar antes de que amenacen con salir.
Y tu redacción me ha parecido impecable. Me gusta que rompas el orden, sin olvidar tu forma especial de describir sentimientos.
Un placer leerte, encanto. Como siempre.

Besos.

Anónimo dijo...

Extraterrestre, impaciente, vaga, dramática, divertida, autista, comprensiva, dulce, arisca, sabia, tonta, intuitiva… Todo eso que te hace diferente y que me acerca tanto a ti.

мαяια dijo...

Que si lo que dices es cierto... ahora entiendo muchas cosas, porque a mí siempre se me han dado fatal las matemáticas y los números. Tal vez por eso se me haya torcido tantas veces "mi caminito", aunque igual soy yo la torcida o la (re)torcida.

Sea como fuere, siempre he preferido quedarme con las letras y entre las tuyas... desde hace muuucho tiempo que me he declarado adicta a perderme.

Impecable. Así elijo definir tu relato.

Un besote pesiosa. Bueno, sí... y aplausos y todas esas monsergas ;)

Tormenta dijo...

vale, acabo de darme cuenta que me he equivocado con la frase de Cuentacuentos... :O ! qué heavy! Pensé que nunca me sucedería, pero bueno:lo hecho hecho está.
En mi descargo puedo decir que creo que es la primera vez que me sucede... :/

______________ dijo...

Hola Tormenta!!! Se te echa de menos cada vez que estas ausente (¿o no? o quizá siempre estas presente, ¡Qué sé yo!) La verdad es que es un cuento precioso (aunque por momentos diría que has bebido un traguito de Popi y un buen sorbo de Terry XD) Me ha llegado eso de que los acontecimeibtos no han de ser lineales, asi es como pienso yo , a botes, luego ya se ordenara todo, o no.

Bueno, no me lio más, un abrazo ¡Artista!,

Pedro.

Tormenta dijo...

ya sabía yo que alguien me iba a decir lo de Popi...la introspección nunca ha sido patrimonio del duendecillo loco, que conste! ... aunque ya me gustaría a mi ;)

Anónimo dijo...

Ya pensaba que no volvías, te has hecho de rogar demasiado esta vez nena ¿No? :P
Como reflexión para un eventual lector interesado en las posibles versiones de la realidad, el relato es inmejorable. Pobre el gato de Schrodinger, abusas mucho de él pero no creo que se queje x)

Que te quiero, pelucón.
xxxoooxxx
.tad.

Josu Ansoleaga dijo...

Pues no he entendido nada. Bueno, algo así, pero como a mi estas palabras no me trasmiten ni la mitad de lo que te trasmiten a tí,que las has escrito pues... yo llegué a emocionarme en cierta ocasión con el final d emi primer rleato...y al contemplar los rostros de inexpresividad de quienes me leian despues dije: vale, o están idiotas o soy un fracaso. quizá haya una diferencia entre las cosas que cuentas, divagando y perdida en ti misma, (a mi me encanta hacer eso) y luego están los cuentos que quieren contar a los demás...aunque ambos surguen de la necesidad de contar algo. supongo qe cuando aunas ambas cosas es cuando te realizas, o igual no, pero al menos tienes exito de cara al publico.

muchas gracias por tu crítica, me ha hecho pensar.

a!, no se como va esto....tendría que pedirte permiso para poner un enlace a tu blog desde el mío :)?
(qe estetica tiene el tuyo, que colores!)

es por tener tu beneplacito y que el día de mañana no digas...vaya, este individuo tiene un enlace a mi blog...curioso.

hasta la proxima, Tormenta.

Carlos dijo...

Sin pies, sin cabeza, pero con alas.
¿Son las hadas extraterrestres?
Un abrazo enorme!

Popi dijo...

Yo también sabía que podía aparecer ese comentario. Y encima dice que de mí sólo un traguito!!!
Pedrooooooooooo!!!!!!jajajaja
El surrealismo está ahí, como todo lo demás. Sólo hay que escoger, como siempre.

Un brillante exponente del surrealismo introspectivo el tuyo. Pero mucha gente no relee, no se adentra en las letras, se queda en la superficie, cuando el prefijo del "estilo"-odio las etiquetas- al que representa este cuento ya te dice que debes bajar a las profundidades de las palabras para disfrutarlo, así que o bajas y pasas calor, o te quedas como estabas.
Un día conseguiré el cuento que se deba leer cien veces. ¿Lo conseguiré?
:)

Popi dijo...

Mierda, perdón, heces:
aún me estoy riendo de lo de la brillante estela y el eclipse, petarda.jajaja
Un día te pillaré por banda y tendremos otra charla de las nuestras. Face to face, of course.
Y otra cosa por lo que también he vuelto. El sabio sufí. Debes verla. Es una peli preciosa.
Salam aleikum guapa y perdona por el rollo, pero es que estoy regloso primaveral y en un embrollo existencial que jamás pensé que habría llegado a tener. Lo bueno es que es bueno (lo. (para que sea un palíndromo palabril, que entramos en abril)).
XD

Tormenta dijo...

a contestar:
klover: cosa guapa, gracias por pasar. las cosas van lo suficientemente bien para no ir mal ^^ No puedo quejarme ;)

juanjo: gracias por la opinión, estaba bastante complicado que la gente aceptara una invitación de este tipo...^^

anónimo: sí, eso siempre ha sido así.(te extraño)

maría: hay que esperar lo inesperado, y yo, desde luego no esperaba que este cuento en particular te agradara... ) en fin, me alegro ^^ gracias.

pedro::S lo de popi puedo aceptarlo, aunque me rebele... pero lo de Pratchett, me ha matado...:O tu crees?? sea como sea, tan sólo por la comparación, gracias!! y aquí, el "Artista" eres tú.

javi: que yo también te quiero, tostón!

jans: gracias a ti también. :)

carlos: mi niño!!! Lo conseguiste! ;) -abrazo de oso-

popi: como mola tener un duendecillo que de vez en cuando te hace recomendaciones cinéfilo-espirituales: he tomado buena nota ^^.
gracias también por la opinión; yo -también- sabía que tu sabías ^^ intento ampliar el espectro del limitado ámbito que llega a abarcar lo poco que escribo: me conformo con entenderlo yo y haberlo escrito. lo demás no corre de mi cuenta, incluso es así cuando el cuento es sencillo... o sea, ¡qué viva el surrealismo y los pinchos de tortilla!
Por cierto, tu dame un poco de tiempo, y llegaré a las 100 veces con algún que otro relato tuyo :P... y lo del embrollo existencial me suena más a lío de faldas que a otra cosa, pero bueno, si quieres adornar la cosa por mi no hay problema :P
y a ver si me pillas que eso del "face to face" - 8)- me ha despertado otra vez el gusanillo. Un besito

V dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
V dijo...

Tenía muchas ganas de volver a leerte. En realidad releerte porque confieso que he releído hasta la saciedad alguno de tus cuentos,pero tener uno nuevo es como el licor que rejuvenece mis entumecidas porciones mentales.

Gracias Storm, amiga. Un saludo.

Lost Soul dijo...

Tengo que decir, con respecto a tu comentario en mi blog, que me alegra que hayas visto de refilón la firma final. Así has sido la única que ha visto la historia de una forma diferente :)

Tu historia me ha encantado, sencillamente porque habla de lágrimas, sin darle alguna razón concreta, sin dar un "por qué". Simplemente propones un sin fin de posibilidades para explicar la vida de una lágrima, y de sus consecuencias. Nunca se me habría pasado por la cabeza.

Perdón por la tardanza, he estado liada. Y ahora me arrepiento de no haberte leído antes.

Un besazo ^^

gatociclopeico dijo...

hola chica tormenta

admito que hay una doble intención en mi visita de hoy.

La primera, la de siempre, disfrutar de tus textos (y espero una segunda, y una tercera, y una cuarta parte de este relato... aunque viendo la primera a la mejor la siguiente es la quinta y luego la tercera, y luego la décima...)
Hacía tiempo que no entraba pero nada ha cambiado, ni el sonido de tus truenos ni lo que producen en mí.

La segunda razón, ojo spam, es anunciarte que he retomado junto a viejos amigos un pequeño proyecto que empecé hace ya bastante tiempo pero que se había quedado en el dique seco:

http://cuatrogatos.wordpress.com/

Espero verte por allí.

Un beso gatuno.

javi...
(ahora conocido como gatociclopeico :P)

Munlight_Doll dijo...

Te echo mucho de menos. Hasta ahora echaba de menos tus escritos, pero sigo echando de menos a Tormenta :( Jo, ojalá te puedas escapar para la visita de Klover :( :(

En cuanto al texto, me parece un aperitivo exquisito. Conservando tu estilo, has empezado a crear un cuento que pasa de normas y convenciones; has hecho un giro radical en tu temática, pero sin perder la magia de tus palabras. Tu admiras a Zafón, que a mí no me convence. Y créeme si te digo que te prefiero antes que a Zafón^^

Muchos besitos,
Mun

PD: Espero que continúe :D

Anónimo dijo...

Mirelle, Soy Nocuriel.

contacta conmigo cuando puedas..


argenteumincendii@hotmail.com


por favor.



(de los vientos)

Beauty Beat dijo...

Ambas nos perdimos largo rato. Ambas con un nudo en la garganta y dispuestas a gritarle a los cielos un alarido de vertiginoso encantamiento, de metáforas que marcan a fuego y de suspiros que entrecortan la respiración ante sublimaciones que si a una la pillan mal parada logran traspasar la coraza para tocar aquella herida siempre sangrante. Gracias por manifestarte, gracias por este nuevo andar.
Un abrazo,
Beat.-

printen dijo...

¿En serio te funciona matar a alguien y llorar por él? Cada vez me resultas más interesante.
Un saludo

El Peregryno dijo...

Enhorabuena ;) www.revistadearte.blogspot.com

El mundo de Yas (Andrés) dijo...

tienes doscientos cincuentamil trescientos sesenta y siete mensajes.... no es por nada es por practicar los numeros y ver la admiración que te tiene la gente...
Yo me uno... a la admiración digo... no se mucho de saber escribir pero aqui la gente dice que sabes, asi que será verdad ¿no?
Mi admiración aparte de tus palabras escritas es por tus visitillas que me dan vidilla tanto para bien como para mal...

Muchas gracias... y que sepas que me he sentido identificado con lo que explicas... por eso soy del planeta burbuja.

Muaks
Mundoyas.

buho dijo...

En mi caso la premisa no se cumple. Mis matematicas son más bien de lógica difusa y conjuntos nebulosos. Quizá al final resulte que, como los feos, extraterrestres somos más.

bsos