Cargando...

lunes

★(inguz)

friends_by_grandma_S“El gatito correteó juguetón entre sus piernas. Me miró con esos ojos azules que todavía no sé describir y sonrió con dulzura mientras lo cogía entre sus brazos.

-¿Y cómo lo vamos a llamar?

-¿Qué te parece Poe? Poe es un buen nombre para un gato –comenté- de hecho es el nombre que debería tener tu gato.

Durante unos segundos se mantuvo serio, calibrándome, como solía hacer siempre que le sugería algo. Le encantaba ponerme nerviosa y a mi me gustaba sentir ese extraño nerviosismo. Yo luchaba por mantener su mirada con una seguridad fingida y absurda; una batalla perdida para los que como a mi no se nos da bien jugar a ciertos juegos.

Levantó a Poe y lo puso a la altura de sus ojos -¿Te gusta tu nuevo nombre?- Le preguntó al gato que maulló oportunamente.

-¿Eso es un sí? -aventuré yo mientras me acercaba.

-¿Sabes?- me dijo- Nunca te lo he dicho pero sé hablar gato y eso ha sido un sí.

.
. . .

Tengo a Poe en mi regazo mientras escribo esto, ronronea y me mira de vez en cuando con sus apacibles ojos de color miel, como esperando a que le diga algo. Creo que aguarda impaciente noticias tuyas, al menos con toda la impaciencia que puede tener un gato como Poe… Aunque creo que se ha conformado por fin con la idea de tenerme como ama provisional. Nuestra convivencia está siendo en cierto modo productiva: he descubierto que es igual tú (aunque a él no le guste nada el fútbol y adore que le acaricien en lugares que tú no soportas) pero como tú sabe escucharme y nunca me juzga, me hace reír y me invita a soñar como solías hacer (tal vez su forma es algo más sutil, pero al fin y al cabo es lo mismo). Cuando me pongo tontita -ya sabes que es el 99% del tiempo- me araña. Cuando me pongo pesada, me huye. Cuando le cuento historias se acurruca cerca de mi y se adormece; creo que también le gusta mi voz y la música que le pongo.

Algunas mañanas Poe no está para nadie, ni siquiera para mí; normalmente suele ocurrir cuando me he olvidado de comprar leche y no puede desayunar lo que a él le gusta. Es como cuando te despertabas y no quedaba ni tabaco ni café y acabábamos teniendo una mañana “extraña”; todo se arreglaba charlando un rato por la tarde. Con Poe también se soluciona de la misma manera, se tiende junto a mi mientras leo y hacemos las paces sin decirnos nada (como tú es incapaz de enfadarse conmigo)

Tenerle aquí mientras encuentras tu camino es como tener un pedacito tuyo, de tu corazón inmenso. Le miro y te recuerdo. Sueño contigo y te imagino feliz, apoyado en el tronco de algún árbol escribiendo fantásticas historias con tu bolígrafo negro y tu libreta. Seguramente perderás la vista en alguna muchacha que se cruce efímeramente contigo, y crearás para ella una historia que tal vez nunca te atrevas a regalarle… dejándola marchar ignorante su mala estrella; o tal vez sí ¿Quién sabe? Quién puede decir todo lo que habrás cambiado en este tiempo.

Pero eso da igual, aquí estaremos Poe y yo esperando a que regreses aunque sea para volverte a ver partir. Tal vez no estarás tú pero (por mi honor) te aseguro que permanecerán tus historias y el caos de tus palabras en mi mente, tus tonterías, tus locuras, todas las ideas que compartiste conmigo y que me regalaste, todas las que inventaste pensando en otras personas y que yo he tenido la suerte de descubrir. Además de los sentimientos, de la oscuridad y la belleza de este mundo que he aprendido a entender gracias al instante en que los caminos del “hombre de hielo” y de esta “nube simpática” se cruzaron: básicamente que para ser feliz uno tan sólo tiene que ser uno mismo.

Y recordaré una conversación, entre otras muchas, que nunca hemos tenido y que tal vez jamás tengamos, pero que yo guardo en este desierto que es mi alma por alguna razón que escapa a mi entendimiento:

.

.

“-¿Me olvidarás?

.

.

-No hay un sólo motivo por el que quiera olvidarte.”

Al hilo de la iniciativa de "El cuentacuentos"

Fotografía: Grandma_S

26 Se mojaron.

Maya Takameru dijo...

Una vez más acabo maravillada por tu relato. Me encanta la dulcura que transmite, y el nombre del gato ;)

Vuelvo a quedarme sin palabras ante ti ^^

Cuervo dijo...

me gusta el relato... pero has escrito cosas mejores (o al menos que me gustan más ;) )

pero como siempre genialmente bien escrito. te envidio, y mucho. a ver si después de exámenes podemos escribir algo junto. sería todo un placer y un honor para mi hacerlo.

en fin, basta de peloteo -aunque se que gusta:P- me gusta el nombre del gato. yo no tengo máscotas (bastante tengo ya con mi hermano) pero uno de los tres nombres que habia pensado era ese (todos para hamster: Poe, bourbon y Whisky)

bueno muchacha, nos leemos la semana que viene!!

K dijo...

Me gustó el relato, la verdad que situar una historia en cierto punto
sin tratar lo que había antes prácticamente y transmitir algo es difícil pero aquí lo hiciste genial.

Por cierto, buena descripción del comportamiento de los gatos parece como si tuvieras uno porque el mío se comporta así xd

Besos!

Juanjo dijo...

Precioso texto. Como todos los que escribes, parece que los has vivido personalmente.
A mi me llama más la atención el chico que el gato. Hombres que están cuando no están, y no están cuando están. Siempre mirando a otras, siempre escribiendo para otras ...
Pero ¿sabes? Aunque no lo creas, él piensa en ella. Mucho.
Besos.

Luz de Luna dijo...

Escrito con mucha dulzura, maravilloso relato, como siempre, me gusta sobre todo como explicas la psicología del gato. Salu2.

Oski dijo...

Vaya, es impresionante como logras emocionarme con tan sólo unas líneas.

Una vez más vuelvo a quedar encantado con este fragmento de magia que has dejado colgado en forma de relato o cuento. Quizás más real de lo que llegaremos a entender nunca.

Acaricia de mi parte a Poe.

Un abrazo

Mar dijo...

¿Sabes? Una vez hubo un chico que se compró un cachorro de San Bernardo para ligar conmigo. Se llamaba Frodo (el perro). Y consiguió su propósito y durantee un tiempo Frodo fue mi perro. Pero las cosas entre el dueño del perro y yo fueron al principio mal y luego peor, e incluso hubo un tiempo en el que seguía con el chico por el perro. Al fin me fui. Frodo se quedó con él. Lo terrible: no recuerdo ni uno de los besos de aquel chico, pero aullo en las noches esperando aun los ladridos de Frodo respondiéndome.
Aunque ahora tengo otro chico.
Y otro perro

___________________ dijo...

Maravilloso, es realmente precioso y enternecedor. Y es que pasar por tu blog es quedarse corto de halagos y pensar que parece que semana tras semana me repito.

Me ha encantado esa atmósfera intima y melancoólica que has creado, en la que se entremezclan con ternura los recuerdos de la protagonista.

Un abrazo,

Pedro.

Inguz dijo...

Sabes? Lo verdaderamente emocionante de los realtos es la multiplicidad de puntos de vista que existen en ellos. Supongo que hoy puedo considerarme afortunado por conocer todos los misterios que entraña esta preciosa fábula.
Es cierto que Inguz se va en busca de su camino; es cierto que Inguz desea encontrarse a sí mismo; es cierto que Inguz necesita alejarse del mundo que le rodea por un tiempo. Pero no es menos cierto que Inguz, como símbolo de unión y felicidad, no olvida nunca lo que ha querido y, créeme, amiga mía, tú perteneces a esa estirpe.
Si bien es cierto que no sabrás exactamente dónde me hallo, sí que sabes dónde podrás encontrar la parte de mi mente que, seguramente, más te ha hecho disfrutar. Pero no te refugies en élla. Disfrútala y compártela con tu caballo enfermo, cúidalo que tu salud depende de la suya. Yo siempre estaré ahí desde la distancia, pero nunca desde el olvido. Para dos seres como nosotros esa palabra no existe.
Ahora ya sabes que, conmigo, las tormentas duran más de lo que pensabas.
Preciosa la foto de Poe.
Un abrazo eterno.

Skézenté dijo...

Tan simpática la simbiosis con Poe como con tus lectores, entre los que me cuento desde hace tiempo.
Un gran saludo.

Ladyblue dijo...

jaja buena comparació entre un hombre y un gato. ¿con quién te quedas? jaja es broma, me ha gustado mucho. Se le coge cariño a la protagonista porque la relatas dsde muy cerca.
Poe es un buen nombre para un gato, a un perro no le va demasiado.
saludos!!

MARISELA dijo...

Coincido con Pedro y me encanta esa mezcla de misterio y melancolía que creas en todos tus escritos.
Muchos de tus relatos (incluido este) van dirigidos a un ser que parece no prestarle a la protagonista la debida atención. Es como si su sonrisa fuera fingida y su amor no correspondido. Al menos con la entrega total que ella necesita... ¿Me equivoco?
Un abrazo.

Chris Stevens dijo...

Es posible q el relato esté basado en hechos reales? No sé por qué pero en esta ocasión me lo ha parecido. Tb es q es muy tarde y la imaginación se dispara, jeje.

Un beso en las antenas.

Malena dijo...

Tormenta... yo no sé si ponerte un piso en la Gran Vía o proponerte para que ingreses en la RAE jajaja :P. Genial mi niña, como todo lo que sale de vos, me tienes encantada, ¿pero a que no se nota casi? :P.
Una historia excelente, si ya me tenías lagrimeando mientras la leía y me precipitaba al final, las dos ultimas frases han sido devastadoras y han desatado la llantina que tengo ahora mismo. Me encanta cuando haces eso, cuando me tocas tan dentro que me convulsionas y acabo entregándote mis lágrimas, que no serán gran cosa, pero es todo cuanto poseo. Gracias, millones de gracias por ello.

Muchisimos besos, pero muchíiisimos.

printen dijo...

Poco más que añadir. Me compadezco un poco del gato si tiene que sufrir que le tomen por un sustitutivo de un amor que no ha llegado a buen término.
Gran relato.
Saludos

Scry dijo...

Sí, sí que es un bonito cuento. Es como una carta a nadie, una especie de despedida y bienvenida, me ha gustado síp.
¡Un besito de chocolate!

sara dijo...

Me encanta el nombre del gato, creo que es el mejor nombre de gato que he visto jamás!!

Y la conversación final es sensacional.

Muy muy bien, me ha gustado!

;) Pasa buena semana!!

Munlight_Doll dijo...

Muy acertado el nombre para el gato, como dicen por allí arriba. No sé si es autobiográfico o no, pero me encanta cómo te metes en la piel de tus personajes :)

Un beso, guapísima,
Mun Light Doll

PD: Sigo pensando que la jardinería para mí es una opción XD

Ricardo dijo...

Que si es un cuewnto, que si no...Mira Storm, lo que siempre sos, es intensa. Siempre se sale de aqui mojado.


Un beso dese aca.
PD: Así que andas buscando tíos. Cualquiera te viene bien o alguno en particular. JAJAJA, vanidad de vanidades, dijo el predicador.
Otro beso

Klover dijo...

A mi también me ha gustado mucho. Un placer leerte. Y un gran nombre para un gato...

Feliz semana!!

Nube simpática? XD

El Peregryno dijo...

Me gusta,qué positivo,no creo que esto sea un relato,sino más bien experiencia personal.Dicen que tener animales de compañía es bueno para la salud, quiéranse mutuamente.Por cierto, en referencia a un comentario que me dejó en cuestiones de fe, estoy totalmente deacuerdo en que no debe haber nada más difícil,pero es lo bueno de tener una meta lejana,siempre está ahí;en cuanto al messenger...desisto ;) un saludo en la calma, que como siempre, precede a la tormenta.

Sharon dijo...

Pues yo no sé si es un cuento o no (yo diría que si pero bueno :))pero a mí me has emocionado y eso es algo que siempre se agradece :)
Precioso, y genial y no sé que más decirte porque siempre te digo lo mismo!
Un beso

Asiria dijo...

Me encantaría disponer de tiempo, de tiempo para cuan bosque perderme pero sin caminos señalados sino descubrir cada relato desde cualquier sendero que lo recorra. El tuyo encierra muchas cosas y al mismo tiempo puede ser reflexión de un segundo en el pensamiento mientras Poe es mudo testigo. Pero sin el cual no habría tal reflexión. Maravillosa escena la que describes, lo que transmite ella, lo que aporta Poe, una especie de conexión, de medio para llegar hasta él, destino final de un sentimiendo no olvidado.
Precioso momento. Un abrazo!

atenea dijo...

Pues, como siempre, tengo demasiado que decir y me salen demasiadas pocas palabras, pero una cosa está más que clara: me encanta esta historia (como todo lo que te he leído hasta ahora vamos...)

Vaya gato, qué suerte llamarse Poe!! jajaja Lo que más me gusta es como, a través del gato, descubrimos como es él y la relación con la chica... es precioso :)

Besos!!!

Anónimo dijo...

Es toda una maraña de sentimientos encontrados,de evidencias,de deseos por cumplir, por no olvidar todo lo que se cumplió un día...pero no estamos solos en el camino, todo eso permanece, aunque un día tengamos que buscarlo en los lugares más recónditos y también nuevas cosquillas y nuevas miradas llegan...
Eso te deseo Tormenta, eso y más si cabe.
No dejes tronar y relampaguear!!!
Besin. Yudy

Perséfone dijo...

Es una hermosa historia, entrelazando a este hombre y su reflejo gatuno.

Y me quedo con ese felino (como me encantan) y su inteligente forma de comprender las emociones y resolver los conflictos...

Besos!