Cargando...

martes

(sin título)

Moments_Over_Exaggerate_ID_by_TheTragicTruth_Of_Me

Se fuma un cigarro mientras hojea un libro. Si te acercas un poco, podrás ver que no es un libro cualquiera… Las frágiles páginas denotan sus años. Negro descolorido sobre amarillento y ajado papel. Si observas algo más, advertirás que tan solo se detiene a leer el título que encabeza los poemas que lo componen; parece que el crujir de las hojas al pasar le proporciona cierto placer.

La persiana prácticamente cerrada filtra algunos de los últimos rayos de sol de la tarde. Ella percibe el declive paulatino de la luz y sonríe levemente, sin levantar los ojos del libro, al verse sorprendida por el anochecer. Le gusta la noche, no más que el día, pero le gusta.

Ella es así, hay cosas que le gustan y cosas que no. Le gusta la noche y los gatos, la apariencia etérea que adquieren las cosas a la luz de las velas, el timbre de su voz cuando habla susurrando; escribir. Los libros viejos, las poesías románticas y las películas antiguas. El incienso también le gusta.

No le gusta sentirse estúpida, ni la forma en que su labio inferior sobresale un poco. Que le hablen en mitad de la canción que está escuchando, que le digan cómo debe sentirse, los insectos, la mediocridad de sus escritos y el jodido olor a tubo de escape que impregna sus fosas nasales cada mañana.

Tampoco le gusta que los recuerdos la asalten.

Que el pasado tenga el poder de transformarse en presente en cualquier instante, extendiendo sus tentáculos hasta arrastrarla. Volver a experimentar un eco torturado en aquellas zonas de su cuerpo que tanto dolor transigieron. Sentir “sin sentir” de nuevo las bofetadas, los golpes, las patadas. Escuchar en su mente las palabras corrompidas (grabadas a fuego), los gritos envenados, los silencios perversos, los susurros afilados como cuchillos, incluso creer percibir el viciado olor que expelía su aliento mientras la amenazaba.

Detesta haber sido víctima de toda aquella desesperación y miedo.

Odia la certeza de saber que fue ella quien permitió tanta humillación.

Ahora todo es distinto, las heridas de su cuerpo han curado. Si te fijas podrás observar que ha recuperado cierta calma, en ocasiones hasta puede disfrutar de ella. Ya no hay nadie en su vida que tenga ese poder; eso le da paz.

Pero en momentos como éste, mientras la noche se avecina, en la soledad de su casa, algo la paraliza. La mano que desliza las hojas del libro con tranquilidad, interrumpe su movimiento en el aire. En su rostro la expresión se congela; seguramente su corazón también ha dejado de latir. No puede moverse, ni pestañear, el dolor la está atravesando. Se filtra en cada uno de sus miembros, se detiene en su sangre, en sus células, hasta su cerebro. No puedo decir cuanto tiempo permanece en este estado. Normalmente, es una lágrima la que ejerce de catalizador, estalla de sus ojos vidriosos. Mientras resbala por su cara, siente su calor, y éste la despierta. Entonces recupera el aliento, respirando pesadamente, y el corazón reanuda su actividad, frenético. Parpadea hasta que se introduce de nuevo en la realidad.

Mira la hora y apaga el cigarro. Enciende las luces para exorcizar los demonios. En la puerta de la calle se escucha un ruido de llaves. Ella corre y abraza con fuerza a la persona que acaba de entrar.

-¿Qué ocurre?- dice él sorprendido.

-Nada. Ya nada.- dice ella.

Fotografía:TheTragicTruth_Of_Me (Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.)

13 Se mojaron.

Juanjo dijo...

Consigues impresionarme cada día más. El relato es precioso, y las descripciones perfectas. Se me ha encogido el corazón al leerlo.

Un beso.

David dijo...

No quiero pensar en todas estas mujeres que han pasado por esto, porque me duele ser del género que lo ha provocado. Me alegro de no ser así, de vivir bajo el respeto, de saber cuándo parar la discusión, de ser humano, al contrario que ellos.

Vade retro dijo...

Hay heridas que no borra el tiempo, ella lo sabe, quizás por eso teme tanto al advenimiento de sus recuerdos y el no tener control sobre ellos. Es una forma de exponerse nuevamente que la angustia hasta encontrar el confort de esos brazos.
Un beso.

EGO dijo...

Fantástica... (tú y la entrada...)

lua dijo...

Cómo describes!!!!

Casi se puede tocar!!

Dark kisses

aPerfectCircle dijo...

Fantástico... !!!

Suelto mi cuerpo en remolinos
Hacia un viaje interior
Tu palabras son mi brújula

Dejo saludos.

xely dijo...

Me encanto perderme aqui...Tienes un espacio impresionantemente bello...
Buena Luna...Y enhorabuena...

Teiwaz dijo...

El pasado, ese terrible cazador que acecha en la oscuridad nutriendose de cada uno de nuestros miedo, de cada uno de nuestros temores y del dolor...oscuro invisible sus fauces esperan... esperan un sonido, una cancion, un olor,una palabra... para lanzarse a nuestro cuello y hacernos revivir. No podemos escapar de ese cazador...pero podemos usar el escudo del presente, el valor, la paciencia incluso la rabia para hacerlo frente... estas llena de valor, llena de fuerza y derrotaras con tu lanza a ese depredador etereo cada vez que se lance contra ti...y yo estare ahi, como tu escudero...espalda contra espalda. Y entonces solo estaremos tu y yo...el pasado estara muerto y nos quedara el presente... el aqui y el ahora... el tu y el yo.

Besos de tu caballero y admirador

eigual dijo...

Me ha gustado mucho lo que acabo de leer. Escribes de forma, que quien lo lee se mete de lleno en la historia: se cree protagonista de la misma.
He podido sentir el calor de la lagrima, he podido sentir el corazón el la garganta del latido tan rápido.

Haces que llegue lo que escribes.
Muy adentro...

Felicidades por ser como eres!
Un abrazo.

monstruita dijo...

de nuevo me despojo del sombrero para poder aplaudir.Pero no hay aplausos que compensen tus manuscritos.Hace mucho que no me pasaba por aqui...me alegro de volver^^no ando muy bien ultimianente y mi inspiración se ha ido al garete un tiempo.A ver si vuelvo a cojer el hilo...besos!!!!

krís dijo...

mirelle escribes muy bien. ¿qué esta leyendo la chica que hace llorar? hehe ahora si paro a leer más
abrazos!

Munlight_Doll dijo...

Esa chica seguramente estarñia leyendo algo tuyo sobre papel :) Por eso se conmovió. Veo que has puesto un estilo de literatura diferente, y demuestras ser una buena artista, porque te mueves muy bien en él también.
Un beso,
Mun Light Doll

Jara dijo...

es maravilloso meterse en tus relatos y recibir cada palabra como si se tratara de una realidad. Es como si estuviera sentada en un rinconcito viendolo todo.