Cargando...

lunes

(...)

Unmolested_For_A_Few_Days_by_hakanphotography. . . .

"Sé bien de qué huyo, pero aún ignoro lo que busco"

M. E. Montaigne
. . . . . . . . . .

Huyo; o dicho de otra manera: me voy de vacaciones. Desconectaré por unos días y no podré refugiarme en vuestros hogares. Os echaré de menos.

Os dejo con algo que escribí hace tiempo.

.

.

.

.

.

. . . . "Ocurra lo que ocurra, aún en el día más borrascoso, las horas y el tiempo pasan" (W. Shakespeare)

Últimamente suelo sentarme a solas en mi cuarto, miro a mi alrededor, y lo único que soy capaz de ver es una habitación llena de cosas.
Mi cama, la ropa, la lámpara, la ventana, los recuerdos. No les presto demasiada atención, no pienso en ello ni me preocupa. Me siento segura porque sé, de un modo intuitivo, que todas esas cosas seguirán en el mismo sitio cuando regrese; cómo si de alguna forma se encontraran atadas a mi vida tan sólo por el hecho de necesitarlas, de utilizarlas de vez en cuando o de haberlas comprado; convertidas en un referente, aportando una apariencia de solidez a mi existencia.
Y aún así tengo la certeza de que tan solo es una ilusión fácil y absurda, pues ni tan siquiera las montañas más majestuosas de la tierra perdurarán eternamente, algún día, una a una acabarán estallando.
Todo muta, el mundo entero tiende al cambio, variar está en la naturaleza misma de las cosas. Tal vez en unas sucede más despacio que en otras, pero al final se alteran. Pierdes uno de tus pendientes favoritos, tu camiseta se destiñe, el televisor se avería y la puerta del armario ya no cierra bien. Todo se rompe, se desgasta, se transforma en otra cosa o incluso desaparece para siempre. Y esa condición nos incluye a todos nosotros, a las personas, que en cierto aspecto somos también “cosas” para otras personas.
Y no podemos interrumpir el paso de los días y detenernos en nuestra infancia, ni conservaremos nuestras creencias ni nuestros cuerpos tal y como son ahora. No nos gustará siempre la misma canción, no volveremos a amar de la misma forma a alguien, no hablaremos igual, no pensaremos lo mismo. Los colores, los aromas, los sabores serán diferentes en circunstancias muy parecidas. Lo que hoy nos gusta tal vez lo odiemos mañana, y quien esta noche ocupa un sitio a nuestro lado, puede que en un minuto cambie de opinión y se marche siguiendo su propia estela de renovación.
No podemos hacer nada para detener este ciclo, ni intentar que lo que nos rodea permanezca inmóvil, anclado en la forma y el aspecto que deseamos. Hemos de aceptar que somos incapaces de atrapar la esencia de las cosas. En ese instante exacto en el que todo es tan perfecto, parpadeamos, y se nos escapa.
Pero aunque pueda parecer angustioso o paradójico, tiene sentido. A pesar de que nadie nos haya pedido permiso para participar en esta inmensa espiral, en un proceso en el que nunca podremos parar y dar marcha atrás a lo sucedido, la fragilidad de lo que nos rodea nos ayuda en nuestra ceguera a apreciar la belleza, la importancia de cada segundo; pues si todo cambia necesariamente, tú y yo, aquí y ahora, somos únicos y este momento es irrepetible.



Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Fotografías: ???

12 Se mojaron.

Oski dijo...

"Sé bien de qué huyo, pero aún ignoro lo que busco"

Que frase tan bella y cargada de sentido, ¿cuántas veces me he sentido así? no puedo contarlas porque me faltaría tiempo y ganas...quizás años de vida para hacerlo.
Tienes mucha razón cuando afirmas que todo acaba cambiando, es parte de las reglas de este mundo o evolucionas o estás condenado a la extinción, claro que ésta es una ley demasiado abierta a la interpretación plural de la misma porque hay veces que deseas que nada cambie, que todo siga igual porque eso te aporta satisfación y seguridad.
¿Podemos parar ese ciclo? ¿podemos conseguir que nada cambie? hay gente que vive anclada en la memoria, en el pasado, en el recuerdo colectivo de cuantos construyeron formas y ganas de vivir. Quizás yo sea una de esas personas, no lo sé, tampoco me importa demasiado la verdad. Lo único que hoy me preocupa es que sigo vivo, lo sé porque puedo respirar y disfruto del aire (aunque lamentablemente se halle polucionado) porque quizás mañana no pueda hacerlo. Ojalá pudieramos cambiar los fusiles por rosas, ojalá, ojalá pudieramos detener el avance del tiempo, ojalá, ojalá que pudieramos ser dueños de lo que acontece a nuestro alrededor. Pero hay cosas que escapan a nuestro control y quizás sea mejor así porque como creo firmemente que lo importante no es alcanzar Ítaca sino disfrutar de las paradas que realizamos hasta conseguirlo.

Un abrazo

mahaya dijo...

No, no podemos parar, no podemos detenernos, y el intentarlo no hace mas que causarnos sufrimiento.
Las cosas son algo superfluo algo que nos aferramos quizas en un intento de materializar el pasado, pero el pasado esta en mi memoria.
No soy la de ayer, y mañana algo habra cambiado en mi.
No se si es una espiral o un circulo. En mis momentos de debilidad (que son muchos) me da la sensacion que la vida es un circulo y que empezamos donde acabamos. Otras veces creo que es una espiral de circulos cada vez mas abiertos, y aunque te de la sensacion de estas en el mismo punto, no es cierto, has avanzado un poco, estas por encima del ciclo anterior, no pisas tus huellas

Cendra dijo...

No es posible detener el avance de la vida, de la misma forma que una vez que has leido la mitad de un libro no puedes hacer como si no lo hubieras hecho, y por mucho que puedas descansar y dejar un marcapáginas en un punto determinado... cuando vuelvas a ese punto tu vida ya no será la misma, ni tu experiencia, ni tu forma de ver o sentir las cosas. Sin darte cuenta, el libro ha seguido su curso en tu interior, la historia ha calado, de una forma u otra. No sé cómo he llegado a esta metáfora, pero el caso es que cada vez me parece más acertada para lo que quiero decir. Podemos ponerle marcapáginas a la vida, podemos detenernos en un punto y negarnos a seguir creciendo, pero la vida pasará igual, y el tiempo.
¿Te das cuenta de todo lo que ha provocado tu entrada? ;-) Espero que te recargues de energía, allá donde estés. Un abrazo

lua dijo...

Qué tengas un feliz descanso y cuando regreses te traigas nuevas fuerzas renovadas.

Dark kisses

blanka dijo...

muchas veces tengo claro de que o quien huyo pero... ¿ que es lo que busco? podria decir miles de cosas hasta cansarme, podria hablar de sueños escondidos bajo mi almohada y de anhelos de resurgen de sus cenizas en dias tristes, pero al fin y al cabo tan solo busco la felicidad, tan solo quiero ser feliz

ojala que te lo pases muy bien en tus vacaciones

muxos besos :****

Carlos dijo...

Negro y sangre, tecla, miedo y más oscuridad.
Esta tormenta es por lo menos fuerza 8.

Héctor dijo...

Que gran verdad, condensada en unas preciosas palabras. No existe el momento, el instante, la hora adecuada para nada, todo fluye, cambia, muta. Por eso, cada vez que nos paramos, nos bloqueamos, descansamos, morimos un poco. Pero así es la vida, cada uno elige si vivirla, o dejarla pasar, aunque muchos no sean conscientes de ello.

"Advertir la vida mientras se vive, alcanzar a vislumbrar su implacable grandeza,
disfrutar del tiempo y de las personas que lo habitan, celebrar la vida y el sueño de vivir, ése es su arte"
(Doménico Cieri Estrada)

Encantado de pasear por tu blog, espero seguir viniendo de vez en cuando a leer tus ideas. 1bso

covita dijo...

examenes mucho tiempo ausente y muchas cosas para leer.
Un besito espero que todo bien.
Y sobre que gran verdad hablas. Carpe...

lord damned dijo...

si es mio,
me gisto que allas visitado mi blog
choa

Bea dijo...

Buenos días Danae, cuanto tiempo hace que no hablamos? siglos?... Donde te escondes, o donde te refugias? Bueno, lo primero de toso felicitaros por este maravilloso blog, msn spaces APESTA y con el blogspot se pueden hacer verdaderas maravillas, como tu has hecho. Sobre esta entrada que nos has dejado diré que la leí hace tiempo, cuando yo era vestigio de uns sombra poco certera, y que aquel texto me dio un pinchazo dentro de mí, ^^ un pinchazo de dudas, de curiosidad y de ganas de reflexión.

Bueno Danae, te dejo ya, ojálá algun dia me puedas enseñar a currarme un blogspot, porque yo tambien estoy harta de msn spaces...

Un besazo muy fuerte y un gran abrazo,
Bea

Chihiro dijo...

El otoño es una epoca de cambios, y si, como siempre nunca nos piden permiso para hacerlos. Algunos te los esperas, otros no. Como todo,...supongo.

Y si, un filosofo dijo una vez, que nunca te bañas 2 veces en el mismo rio, porque el agua siempre fluye, nunca permanece.
Asusta saber, q algo que ahora te gusta con locura, mañana quizas no le encuentres ninguna gracia. El último cambio que he sufrido, a parte de quedarme en paro, es que ya nunca volvere a querer a nadie como habia querido antes a la gente. Por eso, necesito ese objeto, que me recuerda que en aquel viaje, quise tanto a alguien, que me acabo gastando el amor.

Siento este rollo,... es que me has puesto melancolica. Me alegro que des señales de vida por mi spaces, y siento no poderme pasar tan amenudo como antes.

Un abrazo!

Teiwaz dijo...

Y como es unico, y como es irrepetible debe ser magicamente saboreado..exprimido guardado en el corazon y en la memoria...respirado... por que cada segundo contigo es unico maravilloso. Genial relato mi amor...no tengo miedo del cambio del futuro si es a tu lado.