Cargando...

martes

Sobre mí, sobre todo esto y sobre el puto blogger.

wireless_by_antirem

En los últimos meses me he preguntado en muchas ocasiones por qué continua este blog “abierto”, cuando prácticamente está inactivo, cuando siempre, de alguna manera, escribir aquí queda en un segundo plano de mi existencia. Algunos, generalizando sobre el tema, pensarán que es una cuestión de prioridades -lo cual, he de admitir, se acerca bastante a mi opinión al respecto-. Otros hablarán de una necesidad subjetiva de expresión que surge en ocasiones, cuando las responsabilidades, la rutina y el hastío nos invaden y la imaginación necesita una válvula de escape, que en mi caso concreto se sirve de este medio, la expresión escrita, para hacer de las suyas. Algún loco sin demasiado criterio opinará que es una habilidad innata que lucha por darse a conocer, un talento infravalorado que anhela salir a la luz y que tal vez ocultamos por la responsabilidad que conlleva. Pero quizás alguien, con bastante más tino desde mi punto de vista, hable de eso de lo que a casi nadie le gusta reconocer en voz alta: la muy humana necesidad de reconocimiento.

De niña quería ser egiptóloga. Me creía rara y especial, pero pensaba que excavar tumbas y escribir ensayos sobre ritos funerarios le aportaría a mi vida la suficiente magia y misterio que mi particular carácter requería. Cuando llegó la adolescencia, inmersa en una montaña rusa de sentimientos, sensaciones y contradicciones, entendí que no había sido dotada por la naturaleza de la mente sólida y el pragmatismo necesarios para abordar una carrera humanística, y mucho menos una vida de ese tipo: la realidad me escocía demasiado y cada minuto de existencia estaba plagado de demasiadas incógnitas, demasiados sinsentidos para abordarla con los pies en el suelo. En ese momento entró en el juego la imaginación, toda una rebelde: violada, pisoteada y manchada por la realidad, siempre resurgía de la las cenizas -aunque el Fénix aquí sea una metáfora excesiva- por eso escribía diarios y leía compulsivamente, intentaba alimentarla y atrincherarme detrás de sus murallas. En mi inocencia creía que podría sacar algo positivo de todo aquello, tal vez ser escritora. De igual manera fue derrotada siempre.

Ya de adulta y harta de mi docilidad intenté resucitarla en varias ocasiones sin demasiado éxito. Pasaba un mes escribiendo sin cesar pero ante cualquier revés sentimental, ante la más pequeña de las dificultades, claudicaba, me aburría y me decepcionaba. Comprendí que mi negación de la realidad no era un motivo de suficiente peso para escribir, que al hacerlo no encontraba las respuestas que buscaba y que quizás mis esfuerzos estaban mal encauzados: Γνωθι Σεαυτόν (Nosce te Ipsum o conócete a ti mismo) escribieron los sabios en el templo de Apolo en Delfos, y en ello me encuentro desde entonces.

Quizás con más pena que gloria descubrí muchas cosas: una cantidad ingente de problemas que resolver, de defectos que pulir y una carencia absoluta de talento literario. Pero también fui consciente de una serie de virtudes que competían sanamente con mis defectos, entre ellos una capacidad para transformar la realidad, y en ocasiones, tornarla en algo más bello y, para mí, más real.

Hace unos años comencé a escribir en internet. La razón real para hacerlo fue sentirme especial, así de crudo y simple. Uno –por lo menos alguna vez y aunque sea de forma inconsciente- intenta experimentar en su vida diaria la totalidad de lo que es, de expresar sus inquietudes y de manifestar todo lo bueno y positivo que tiene dentro. Sin embargo no es tan sencillo. Y no es culpa de las circunstancias, ni de los demás que no lo aprecian o no saben hacerlo, ni siquiera de nuestra incapacidad para mostrar todo eso en público; sencillamente no hay culpa. Cada uno sólo observa lo que es capaz de observar y se adentra hasta el límite dónde su mente le permite adentrarse. Pero eso no tiene porqué conllevar por nuestra parte una renuncia a que alguien, eventualmente, sea capaz de contemplarlo.

Por eso tengo un blog, para observar hasta donde mis ojos son capaces de ver y, a la vez, ser observada en la medida de lo posible. Para aprender y mostrar. Para sentirme un poco más yo, más auténtica. Aunque eso no signifique que éste sea el centro de mi existencia y aunque haya mil cauces más propicios para hacer lo que me propongo, esta es una ventana más a la que me asomo de vez en cuando para recordarme y recordar a los demás una parte de lo que soy, y aprender de lo quieran mostrarme. Por eso nunca me decido a cerrarlo, tal vez porque aún no he encontrado otra cosa más acorde con mi carácter, o tal vez porque aún aprendo mucho por aquí.

Toda esta parrafada -aunque larga, pedante y bastante aburrida, también honesta- tiene su semilla en una serie de conversaciones mantenidas con un amigo al que conocí gracias a ésto. Charlamos un millón de veces sobre las pretensiones de la gente al tener un blog, sobre lo que significaba para cada uno de nosotros. Nunca comprendí la importancia que tenía para él el hecho de ser leído, seguido y comentado, ni la decepción que sentía cuando no era así, toda esa tristeza y desilusión. Por supuesto él no es la única persona que desde mi perspectiva le da una excesiva importancia a esas cosas; este pequeño gran mundo está lleno de tonterías tales como te enlazo si me enlazas, te comento si me comentas, te critico si me criticas, en fin, la cuestión es que me entristece observar como alguien querido es capaz de construir un mundo paralelo aquí, en blogger, y confundir esta pequeña y absurda ficción con su propia vida hasta el punto de convertirla en un momento dado en la clave de toda una existencia. Una vez me dijo: “No soy feliz. Quiero cambiar mi vida: abriré un nuevo blog”. Ante mi estupefacción y mi cara de póker intentó echarse atrás, pero una vez que has hecho una afirmación de ese tipo delante de un amigo es un camino sin retorno. Hubo reprimenda, discurso y consejos, pero no hubo nadie para escucharlos. Hace poco volví a hablar con él, estaba atravesando por una situación terrible y estresante; a pesar de ello, el ochenta por ciento de nuestra conversación versó sobre la falta de seguimiento y de comentarios que tiene su blog, en lugar de hacerlo sobre la cuestión más importante: su vida. De nuevo un discurso y más consejos, que pensándolo bien, me ahorraré en la próxima ocasión, si es que la hay.

Todo aquello me hizo pensar en los riesgos de la autocomplacencia, en que en algún momento yo pude llegar a sentir algo parecido, aunque fuera remotamente. En lo legítimo que es el anhelo de ser reconocidos por aquello que creemos, en nuestro fuero más íntimo, que nos hace especiales, y en el error de pensar que cuando ese reconocimiento no existe, dejamos de serlo.

Y si el origen de esto fue mi frustración al observar como alguien a quien aprecio perdía el mundo de vista por el simple hecho de tener un blog en internet, el propósito es el de sincerarme conmigo misma – y con vosotros que quizás lo leáis- y evitar encontrarme algún día en su lugar.

Close_your_eyes_and_feel_it_by_Elena_e

Imagen 1: Antirem Imagen 2: Elena_e

31 Se mojaron.

Popi dijo...

Joder tía, hay que hacer más peripecias para comentarte que a la hora de cobrar el paro. No, tranqui, aún aporto capital vendiendo parte de mi vida a una persona que hace un año no conocía.
Lo más interesante de toda esta sesión introspectiva es la parte final, sin duda. Pero yo no soy buen ejemplo, que estoy enganchado al tabaco y, si bien no causa trastornos mentales, este mata físicamente, lo que es una condena definitiva.
Sobre esto de los blogs pues no sé. Yo empecé cuando mi novia me dejó por otro, aunque queda mejor decir que lo dejamos mi novia y yo, supongo que para ocupar el tiempo que pasaba con ella y porque una persona me lo recomendó. Siempre había escrito, desde enano, y siempre me habían hecho la pelota( luego te das cuenta de quién te lo dice en serio y quién para a saber por qué). Pensé que aquí sería diferente porque no me conocían, y me equivoqué en parte, porque por la otra encontré a gente que, como tú, me dice las cosas claritas, como hacen los buenos amigos, entre otras cosas.
No sé tía, es mejor esto que el psicólogo, y más barato. Lo que opinan los demás importa, claro, siempre y cuando no huela a devuélveme el saludo, porque llega un momento que cansa. Pero me cansa leer en el ordenador y a la hora de hablar no hay nada como un face to face, aunque siempre haya gente que piense más con otra parte del cuerpo a la hora de los encuentros.
En fin, que esto está muy bien pero es peligroso si no te conoces lo suficiente como para no cagarla una vez detrás de otra que es, seguramente, lo que le pasa a tu amigo.
Total(jajaja) que a ver si escribes un puto cuento de los tuyos y dejas la salsa rosa para la tele o para los blogs rosas, que me he decepcionado un poco al verte excusándote por tu ausencia bloguera. Si tus escritos fueran tan imprescindibles para los demás la gente te daría algo más que comentarios por ellos. Eso sí: poco aumenta tanto el ego como un sincero "qué bien escribes".

Popi dijo...

Ya que te veo en un momento Feng shui, te recomiendo Elogio de la sombra, de un chino o japonés que se llama algo así como satarinoki, más o menos, más menos que más. Lleva cuarenta páginas explicándome cómo decoró su casa, el muy chino. Delicioso.
(Esto es por si había escrito poco antes)

Oski dijo...

Yo conozco mucha gente que quizás confunde, o ha confundido alguna vez el mundo real con internet. Quizás porque su vida está sustentanda en base a la red de redes, no tienen otros amigos que no sean de internet, no leen otras cosas que no estén en internet.

Llega un punto que la dependencia es tal que escuece y frustra, porque no eres un pequeño bit que se mezcle en los circuitos y sea enviado a miles de kilómetros por la red, sino una persona de carne y hueso.

Da que pensar y mucho este tema, porque esa dependencia surge por algo. Un desengaño, una huida, una búsqueda o una combinación de todas.

En mi experiencia personal diré que el blog es mi terapia, un psicólogo cuesta demasiado y no negaré que unos cuantos comentarios positivos suben el ánimo y las ganas. ¡Y salen gratis!

Y mirando a otras personas...diré que algunos se lo han tomado tan en serio, y han forjado su vida de tal forma en torno a un ordenador que si se pusieran teclas en la cara pasarían desapercibidos totalmente.

En fin. Quizás sea este uno de los males del S.XXI, el dejar tu vida terrenal y convertirte en un ser virtual que oculta su identidad tras un nick.

Un abrazo.

tormenta dijo...

Jo popi no me chines :P que la entrada no es ni salsa rosa, ni una sarta de excusas por mi ausencia bloggera. Es una confesión (y como tal tiene su valor -para mí claro-), un desahogo, una reflexión, y quizá, -por qué no reconocerlo cuando está cristalino- una llamada de atención para alguien.
Esto es mejor, y sobre todo más barato, que el psicólogo cuando sabes enfocarlo, como haces tú entre otra mucha gente. Cuando se convierte en tu centro gravitatorio, más valdría algo de terapia.
Tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, como casí todo. A veces es adictivo y a veces cansa, pero nunca debería convertirse en un barómetro capaz de medir tu validez o no como persona, o de cómo va tu vida. Es lo que trataba de decir con el discursito (que por cierto es la entrada más tristemente "blogger" que he escrito jamás).
Creo que fuistes tú el que me dijo que era uno mismo quien debía valorar lo bien o lo mal que escribía (más o menos, nunca he sido buena citando); con el tiempo me di cuenta de que era una verdad como un templo. La cosa es así y ya está, sin más historias. Todo depende de la visión que tenga uno de si mismo, lo demás puede ser mas o menos agradable, pero en cualquier caso, secundario.
Yo no escribo ya en el blog porque en este momento la escasa inspiración que llega a mi cabeza se ve eclipsada por cosas más importantes. Asi de simple, y no pido disculpas por ello.. pero eso no significa que no eche de menos escribir y todas las sensaciones que ello conlleva.
Bueno, voy a buscar al satarinoki ese por aqui a ver si me descargo algo suyo para relajarme, que falta me hace.
Besitos duendecillo

tormenta dijo...

Y gracias Oski, llevas mucha, mucha razón. Esa dependencia oculta siempre algo mucho más profundo, pero imagino que es más sencillo decir que tu blog carece de sentido a decir que tu vida carece de sentido.
Un abracito encanto.

Juanjo dijo...

Muy interesante tu entrada. Pienso que el blog, como la mayoría de los inventos tecnológicos de nuestra época, es una herramienta maravillosa, pero viene sin manual de instrucciones (tampoco lo leeríamos). Sirve para mostrarnos, para desarrollar facultades que tenemos dormidas, incluso para desahogarnos; pero es tremendamente adictivo. Y en cuanto el ego empieza a jugar sus bazas, nuestra salud mental peligra.

Un bonito complemento, que no sabemos utilizar bien.

Besos.

мαяια dijo...

Creo que no miento si digo que esta entrada es la que más me ha hecho pensar y darle vueltas en mi cabeza de todas las que haya podido leer desde que sé de la existencia de los blogs, desde que tengo uno y desde que leo otros...

La leí anoche y, tal vez por casualidades de la vida, en lugar de comentarla directamente, me puse a hablar con uno amigo (con uno de los mejores que tengo). Entre otras muchas cosas, hablé de lo que tú decías aquí. Él me dio su opinión y, tras la conversación, yo seguí dándole vueltas al asunto.

La verdad es que nunca lo había visto desde tu punto de vista (tampoco desde el de mi amigo). Creo que comparaba lo que tú dices con algo de mi adolescencia: en mi grupo de amigos, uno se compró la PlayStation y se dedicó a jugar con ella, única y exclusivamente. Dejó de quedar con nosotros, dejó de ir a entrenar, dejó de estudiar, ... porque simplemente juaba con la videoconsola. En aquel momento nadie se enfadó con él, incluso otro de nosotros dijo algo como "¿Qué más da? Dejadle que haga lo que quiera, es como cuando yo me eché novia. Casi no me veíais el pelo, pero volvisteis a estar para mí cuando ella me dejó. Pues él ya volverá cuando se canse, termine los juegos que tiene o se le estropee el aparatito de las narices".

Ese era mi error. Mi criterio no iba más allá del hecho de que la gente escribía en un blog porque lo prefería a otras cosas. Es decir, yo prefiero escribir y leer blogs que ver la tele, por ejemplo y entre otras cosas. ¿El problema? Que no siempre (y para todos) se basa en una simple preferencia, sino que pasa a convertirse en un todo para el que deja de haber otras alternativas simplemente porque se han ido apartando al elegir siempre y únicamente el blog.

Y a pesar de decirte todo esto, sé que todavía no soy del todo consciente de la gravedad que implican tus palabras.

A lo más que alcanzo es ¿a compararlo con un Juego de Rol (de los que no sé nada porque nunca he jugado), pero en los que sé que hay personas a las que se les va la pinza del todo y se lo creen hasta el punto de no ver más allá de su personaje, que pasa a ocupar su cabeza y a que no sean capaces de no "actuar como él actuaría"? Y esto no lo afirmo, lo pregunto porque no es más que la conclusión a la que llego después de haber visto algún que otro caso en el telediario y, creo que también, una película (o corto) sobre ello...

P.D. Perdón por la parrafada (que debe ser la más larga de todas las que te llevo soltado), pero creo sinceramente que después de leer tu entrada (así como las opiniones que preceden a la mía), si tienes un blog, esto no te puede dejar indiferente.

Un beso!

мαяια dijo...

"Un bonito complemento, que no sabemos utilizar bien" que dice Juanjo. Creo que toda mi parrafada se puede resumir precisamente en eso: el problema está en cuando nos tomamos el blog como algo más que un simple complemento a todo eso que somos y tenemos.

Croc dijo...

Detesto cuando alguien se me adelanta y escribe lo mismo que había pensado.
Por fortuna (y a veces por desgracia) este es un tema del que nunca se termina de opinar y del que nunca se ha dicho todo.

En mi humilde opinión, el objetivo en esta vida es encontrar nuestro sitio. Ese lugar hipotético compuesto de vivencias, conocimientos y personalidad donde nuestro ser se amolda perfectamente y satisfacemos nuestras necesidades y combatimos nuestras debilidades desde un punto aventajado.
Un blog, un libro, un lienzo, una partitura o una musaraña no son más que herramientas o instrumentos que nos ayudan y guían para encontrar ese sitio. Como casi todo en este mundo real, puede iluminarte y llevarte a buen puerto, o corromperte y perderte en un oscuro y asfixiante océano de incertidumbre y miedo.

Para mí el blog empezó siendo terapia, evasión. Luego mágicamente se transformó en una vía de escape de mi imaginación, un lugar donde dar forma a lo que no tiene cabida en el mundo real.

En el momento en el que un blog, un cuchillo o una silla no nos aporta nada, no lo echamos de menos, ha llegado el momento de tirarlo a la basura (va en el contenedor amarillo me parece), o si tienes un vena nostálgica, guardarlo en el armario para verlo de vez en cuando al sacar las sábanas o enseñarlo a las visitas.

Mucha suerte y ánimo en tu particular búsqueda, donde nadie puede ni debe aconsejarte sobre cómo realizarla, pero como amigos que somos, deseamos que sea fructífera y tenga éxito para tí. Un abrazo!

¡Ah! Casi se me olvida. El que no tenga un ego hambriento que tire la primera piedra, porque aquel que niegue que busca el reconocimiento entre sus congéneres con sus actos, estará mintiendo.

tormenta dijo...

Creo que el asunto está como dice Juanjo en el momento en el que el ego empieza a jugarte malas pasadas. Está muy bien que te digan: "qué bien escribes" "cómo me gusta tu blog" y esas cosas; tener 40 comentarios en una entrada o 200 seguidores..., pero pensándolo fríamente ¿qué importancia tiene todo eso? ¿Escribes mejor por tener más comentarios? ¿Tu blog es más bueno por tener más seguidores? Casi todos hemos tenido un momento de "gloria bloggera" en el que nos seguía y comentaba mucha más gente que, tal vez, en el actual... ¿Escríbiamos mejor entonces?. Todo eso son tonterias, parecen perogrulladas, pero la importancia que le des al tema depende mucho de las expectativas que tengas respecto al hecho de tener un blog. Si crees que va a ser el remedio a tu soledad, seguramente habrá desilusion si no hay comentarios; igual que si basas tu autoestima (o por lo menos una parte de ella) en tener o no tener comentarios que te ensalcen o te adulen. Cuando apagas el ordenador y regresas a tu vida, a tu familia, a tu trabajo, a tus problemas... Nada desaparece por arte de magia porque alguien en un comentario te diga "eres un gran escritor". Y quizás, lo peor de todo es que por mucho que alguien te lo, diga no te convierte necesariamente en ello.
Un amigo mío llama a esto el "efecto Mary Poppins" ... ya sabeis... "con un poco de azucar la pildora que os dan pasará mejor" Y el caso es que tal vez pase mejor, pero no desaparece. Y si no hay altenativas, como dice María, seguramente no lo hará nunca.

Munlight_Doll dijo...

Me alegra saber de ti, ya sea a través de este medio o de otro.

Yo no creo que te afecte ese mal, porque tú eres una mujer segura de ti misma. El problema de esa persona que comentas es, sin duda, la falta de autoestima. Está claro que parte del concepto que tenemos de nosotros mismos está en los demás, pero cuando haces depender tu vida en la opinión de los demás, mal vamos. Este chaval necesita apreciarse a sí mismo y valorar lo que tiene, que nunca vendrá contabilizado por el número de comentarios de un blog.

Un beso, preciosa,
Mun

Kaoru Himura-Takarai dijo...

Madre mía, yo creo que no hay que sacar las cosas de su lugar ni darles mayor importancia de la que tienen. Eso de querer cambiar su vida basándose únicamente en hacer un nuevo blog... ¿cuántos años tiene? Porque debería ir creciendo.
Yo también tengo blog, también me expreso escribiendo y también sonrío cuando tengo comentarios, pero esto es sólo un soporte donde dejo caer partes de mí, nada más.

La Dama Blanca dijo...

Pues a mi me ha encantado este post (quizá porque no entiendo mucho de literatura y me gusta más ver florecer tus sentimientos y tus dudas). Y me ha gustado por eso, por poner tus inseguridades y pensamientos.

Cada persona es diferente, y hace con su voda o su blog lo que le gusta, asi pues, nadie es igual a nadie, lo único importante es que disfrutes con lo que haces, sin ser una obligación ni sentirte defraudado porque no respondan.

En mi caso, pongo una mezcla de cosas, pues no tiene temática salvo lo que me acontece , me gusta o se me ha ocurrido, simplemente porque me gusta tenerlo ahí y releerlo de vez en cuando, y no olvidarme. Ocurre que hay personas que te visitan y les gusta, y a veces comentan (mi blog no tiene muchos comentarios, y eso no es razón por la que me deje de gustar seguir escribiendo en él lo que se me ocurre, o apetece poner.)

Evidentemente, además del blog cada uno tiene su vida fuera, y no siempre puede dedicarle un ratito a dedicarle al blog y otro rato a visitar los que te gustan y otro en comentarlos...a veces comento sólo en un post de los blogs que me gustan, sólo para que sepan que sigo leyéndolos, aunque no tenga tiempo de comentar...no me gusta esa idea que has puesto de "comento si me comentas", eso es triste....y es que muchas veces no puedes llevar todo adelante.

Me gustaría que no dejases el blog, aunque sólo escribas de vez en cuando, porque hay gente que te sigue, y le gusta tu espacio, incluso cómo lo tienes adornado puede llamar la atención, así que no te desanimes.

Quiero aprovechar para resolver la duda de maria; yo he sido jugadora de rol muchos años, y no vale ése ejemplo, te explico el porqué, porque el asesino "del rol" jamás llegó a jugar una partida de rol, solo que él se inventó un juego macabro y el rol le sirvió de salvoconducto a la hora del juicio, como atenuante...si leyeras sobre el caso es espeluznante, un psicópata.
Y en cuanto la película...los guionistas desde luego no se documentaron nada bien o lo que querían era eso, el morbo...te pongo el ejemplo de la película Mision imposible, donde los pasos de semana santa de Sevilla los queman como si fuesen las fallas de Valencia....¿a que no se documentaron y pusieron algo que daba más morbo?.

Un besito Nienna, me alegra leerte de nuevo.

Carlos dijo...

Seguro que reaccionó.
Dicen que cuando uno se aleja de la realidad es luego duro volver a ella, pero siempre será mejor volver cuanto antes que seguir alejándose.
Eres una gran amiga Yol,de amigos sí que no puede quejarse.

Un abrazo muy fuerte

tormenta dijo...

Carlos, me alegra verte por aqui. Gracias por lo que me dices. Un besito.

tormenta dijo...

Croc: "El que no tenga un ego hambriento que tire la primera piedra, porque aquel que niegue que busca el reconocimiento entre sus congéneres con sus actos, estará mintiendo."... AMÉN.
y muchas gracias por los ánimos.
Otro abrazo.

Mun:una de las cosas que yo contabilizo al valorar las cosas buenas que tengo es el hecho de tenerte pululando por mi vida. Te quiero mucho princesa.

Karou Himura: Seguramente esas palabras se le escaparon porque quizás para él, en ese momento, lo único que tenía algo de sentido era el blog. Gracias por pasarte guapa.

Dama Blanca: muchas gracias por volver, intentaré no dejarlo, al menos del todo. Respecto a lo que le comentas a María tienes mucha razón, ella lo pone como ejemplo sin conocer de cerca el tema, pero "en todas partes cuecen habas" que se dice.. aunque lo del asesino tuviera más repercusión mediática que algo que ver en realidad con lo que son los juegos de rol, yo, que no soy jugadora pero me muevo desde hace unos años cerca de gente que sí lo es, te podría poner varios ejemplos de personas que los han utilizado para huir totalmente de su realidad. Por ejemplo, había un chaval que llegó a obsesionarse tanto con un personaje -un elfo- que acabo operandose las orejas para parecerse a él , afirmaba no necesitar dormir (se pasaba un par de horas sentado en la postura del loto y con eso aguantaba el resto del día) y haber trascendido su naturaleza humana por completo( y el tío no se ponia ni "colorao" cuando lo hacía). En fin, que hay mil formas de huir de uno mismo hasta el punto de llegar a desaparecer, pero todas son igual de peligrosas.
Un besazo

Gittana dijo...

Si, esto del blog aveces te trae problemas muy fuertes de ego, y no solo el propio, si no el de tu pareja... Exactamente hace dos días discutí con mi novia sobre lo que yo comento a otras personas y lo que no le comento a ella... fue una discusión desgastante... ella decidió cerrar su blog. (gracias a los dioses no lo ha hecho). Y Me quedé pensando por un par de horas, lo importante que es para ella que la visiten. Lo importante que es alimentar su ego. Pero tambien pensé, ¿porque no lo cierro yo? ¿porque si le molesta tanto a ella, porque no ceder y darle gusto? Y ahora sé la razón, es un espacio en donde puedo escribir a mi antojo, en donde puedo expresar mi estado interior. MI ESPACIO. Y si alguien me critica, no me importaría tanto como las criticas de frente... total, no conozco a dichas personas. Porque la crítica de frente, esa si me derrumba... tal vez suena estupido o cobarde, pero es la realidad. No vivo de escribir, pero cuando lo hago, es como si nadie más existiera, es como transportarme a mi mundo interno...

Que lastima que esto la afecta tanto a ella... siempre he sido una mujer muy necia, y si lo mantengo abierto, creo que es porque así o quiero yo...

ahora pregunto... Necedad? o... Ego?

Besos, gracias por hacerme pensar sobre esto...

Malena dijo...

Tormenta yo... te echo de menos.

Bueno, en realidad, te echo mucho de menos.

*Sechat* dijo...

Tormenta no te falta razón en tus reflexiones. No obstante, creo que esa percepción que hace tu amigo sobre su blog esconde inseguridad y quizá frustración.

Me he sentido en algún momento identificada con eso que señalas. Por temporadas he estado tan centrada en escribir y en sentirme valorada que he llegado a perder la perspectiva. Por eso me distancié hace algunos meses durante un par de semanas y no dudo que lo volveré a hacer.

Internet es como todo... es bueno en su justa medida, siempre y cuando no nos dejemos manipular por sus múltiples atractivos consintiendo que su realidad sea la de nuestro día a día.

De todos modos, he de decir algo a su favor: he conocido a El cuentacuentos y a todos los cuentistas que habéis ido pasando por él y eso ha hecho, sin duda del 2008 un año muy especial para mí. El vértigo de lanzarse a mostrar al mundo lo que uno escribe y exponerse a sus críticas y observaciones, se ha mitigado notablemente gracias a vosotros de los que he aprendido un montón y sigo aprendiendo.

En fin, estoy divagando... Baste decir que lo malsano es el exceso y el defecto, no su uso con cabeza.

P.D.: Sigo opinando que tienes talento literario. Sabes cómo transmitir. Un abrazo muy fuerte.

LesÑadora dijo...

Me alegra volver a leerte, ya sabes que me encanta todo lo que escribes.

Espero que no hayas dejado de creer que eres rara y especial, pues sabes que para mi siempre lo has sido (me refiero a lo de especial ya que tu rareza puede ser comparable a la mia...jejeje).

Un besazo enorme de tu amiga Aurin.

Guri dijo...

Creo que a menudo nos vamos dejando migajas de pan por el camino, para no olvidar[nos]. Y en la contemplación de nuestra propia vida vamos picoteando nuestro ma`pa y salvación, hasta perdernos en un laberinto propio.

Quién pudiera ser ícaro.

ilegìtiMas dijo...

los escritores son vampiros...
me mato esa frase.
esta mortal tu blog y tienes razon todos queremos una especie de notoriedad pero aqui la diferencia (por lo menos la mia)...
te entrego el ejemplo mas estupido entre millones...
AQUI EN BLOGGER LA NOTORIEDAD SE DA POR EL ESFUERZO A PENSAR...
AQUI HE DESCUBIERTO (TE INCLUYO) GENTE QUE VALE LA PENA "ESCUCHAR" TRADUCIDO A MI IDIOMA ... QUE AQUI LA MAYORIA NO ES PELOTUDA Y REALMENTE SABE COMO EXPRESARSE ALGO TOTALMENTE DISTINTO EN LA NOTORIEDAD FLOGGER
Q SE LA GANAN CON:
"ME PASO PASATE TE PASAS AGREGO FF INV" AHORA YO ME PREGUNTO QUE????
ESTUVE EN FOTOLOG MUCHO TIEMPO Y NO QUIERO REGRESAR, PODES ESCRIBIRLES DEBAJO DE TU PICK "ME VOY A SUICIDAR MAÑANA" Y LOS ENFERMOS TE PONEN "HUY Q SIGAS BIEN" EN SERIO HE HECHO LA PRUEBA...

AQUI SON MAS INTELIGENTES...
BUENO NADA MI EJEMPLO PUEDE SER MEDIOCRE PERO ES LA CRUDA REALIDAD LA COMPETENCIA SIEMPRE EXISTIRA Y TODOS TENEMOS HAMBRE DE PUBLICIDAD PERO EN ALGUNOS CASOS VALE LA PENA

PD: ME ENCANTO LA FRASE DE B.H LEVY
BESITOS

Chris Stevens dijo...

Bueno, un saludo ante todo Tormentilla, q ya hace tiempo x)

Una de las razones por las q decidí desde un principio q mi blog fuese condenadamente simple de diseño es porque el complicarlo más sabría q me traería "complicaciones" con los bloggeros. Y me refiero a cosas como las q mencionas de "yo te enlazo si tu me enlazas" y ese tipo de chorradas. Si eso me ha hecho perder infinidad de lectores o comentaristas, pues sinceramente no sabría explicarte ahora mismo lo infinitamente poco q me importa x)

Por otro lado, yo siempre he pensado q uno deja de escribir por aburrimiento o por felicidad. Quiero pensar q tu caso es el caso 2 x)

Un abrazo en las ondas.

Chris Stevens dijo...

Offtopic: Eso de q la fecha en la q aparece mi anterior comentario (comentario número 23) sea el viernes 23 de enero, es algo q celebro y q no sabes tú lo absolutamente pertur q m pone x)

Ale, hasta siempre.

YessY dijo...

HOLA TORMENTA, BUENO TE AGRADEZCO TU COMENTARIO Y YA SABES QUE YO TAMBIEN SIGO TRAS TUS HUELLAS...
ES SIEMPRE HERMOSO TU PRESENCIA. ESTAMOS EN CONTACTO.

KISSES

Anónimo dijo...

hola ps empece a leer lo que plasmas en tu blog y m encanto la verdad son muy buenas lecturas

gracias x tener este blog

atte: ivonne

July dijo...

Estoy en londres....pues mañana tengo examen de master...y la verdad, estoy hasta los....total...me decido a redactar un post, busco cosas que leer en internet...y voila!!! encuentro tu blog. Espero que no lo cierres.

Y créeme, tienes estilo literario: la honestidad y ver la realidad son 2 grandes estilos ;)

Un saludo.

Anónimo dijo...

Chica estilosa, cambia el puto post que me aburro. Dedícale algo al duende que vive en mí, que su ego necesita golosinas.
Hoy, como lectura, te recomiendo El código da vinci. No sé si lo encontrarás.
Un beso.

printen dijo...

Vaya, hacía bastante tiempo que no me pasaba por aquí. Supongo que pensaba que te habías retirado de esto.
Como en todo en la vida hay etapas. A algunas cuesta más dar carpetazo que a otras, desde luego. Así que había entendido que, sin más, habrías pasado a otra cosa.
La mayoría de los bloggers hemos empezado de un modo parecido y en mayor o menor medida nos hemos ido obsesionando con, entre otras cosas, el reconocimiento. Con mayor o menor fortuna.
Llega un punto en el que una persona, si quiere gozar de buena salud (física y social) debe poner unos límites. Es así como entendí yo tu salida de este blog.
Me quedo con la fuerza en la narración que siempre consiguió engancharme, la intriga de descubrir qué contarías en tu siguiente relato y el misterio que rodea a tu figura.
Suerte en los proyectos en los que decidas embarcarte y si vuelves a escribir y lo haces por reconocimiento contarás sin lugar a dudas con el mío (si es que te sirve de consuelo, jaja).
Un abrazo.

Kri§ dijo...

Ufff... Créeme que ese amigo tuyo no es la única persona que le sucede eso. Yo tuve "amigos" que les sucedía y les sucede aún con myspace, hi5, lastfm etc... Como son redes sociales públicas es la vía idónea para crear ese mundillo entre lo imaginario y lo real que de cierta manera te da ese control que en la vida lejos de los mouse y los teclados de computador no puedes tener. Muy mal por este tipo de personas yo por eso opté por no seguir cabilando tan extraño ritual de estos seres que se preocupan más por lo que piensen los demás que de quienes son ellos en el interior, que es lo que al final vale.

Saludos desde el otro lado del mundo! :)

kayako saeki dijo...

Akabo de deskubrir tu blog, y por nada del mundo me gustaría ke lo dejaras......he estado leyendo entradas una trás otra... no podía parar....
........y la selekzión musikal es inmejorable...... the mars volta,A.P.C. , S.O.A.D., Maroon 5,....

Un saludo!